Abogados penalistas en Madrid,

Abogado penalista para juicios, recursos, demandas y denuncias

Archivo para juicio por lesiones

Juicio por lesiones


Juicio por lesiones

Las lesiones pueden haber sido provocadas por culpa (en un sentido impropio donde en realidad debería decirse dolo) o negligencia.
En el primero de los casos lo más normal es que se produzca por el acometimiento de otra persona que nos cause un menoscabo físico. En la actualidad en los tribunales es demasiado frecuente que se vean temas de violencia de género que contienen las lesiones. Aunque también se pueden producir por personas extrañas a nosotros que nos agreden.

Entre los casos de lesiones por negligencia, esto es, por no guardar la diligencia debida, son los que se producen en los accidentes de tráfico, en los que normalmente se entiende que quién fue culpable del accidente mantuvo una conducta negligente (dejando fuera la conducción temeraria) motivo por el cual deberá indemnizar al lesionado, papel que normalmente realiza la compañía de seguros y que es el motivo principal por el que se suscriben y razón de que el seguro basico sea obligatorio).

juicio por agresion


Juicio por agresión

A continuación un ejemplo de auto por el que se estable en un juicio por agresión, por el que se da por finalizada la fase de instrucción

Madrid

JUZGADO DE INSTRUCCIÓ~ N°1 53

MADRID

juicio por agresion

Ministerio de Justicia

DILIGENCIAS PREVIAS PROC, ABREVIADO 1605 /2012

A U T O

En MADRID a veintiséis de septiembre de dos mil doce,

ANTECEDENTES

 UNICO: Diligencias Previas n° 605 /2012 se de denuncia de COMISARIA CHAMBERI de 2011, viniendo imputados a Luis y Antonio, habiéndose practicado cuantas diligencias se estimaron para determinar la naturaleza y circunstancias de los hechos y de las  personas que en ellos tuvieron participación,  así enjuiciamiento, en las presentes actuaciones se están investigando los hechos denunciados el  1 de julio 2011 por Manolo, fecha en que éste sufrió lesiones, constando informe forense a los folios 61 y 62. Alega que el día de autos residía en una habitación alquilada en la calle Alcalá de Madrid; que subió al piso inmediatamente superior ocupado entonces por  Luis y Antonio para llamarles la atención por considerar que hacían ruidos; que entonces ambos salieron y le pegaron; que él se zafo y se refugió en su vivienda, en su habitación, y que los vecinos le siguieron a su habitación y le siguieron pegando. Se ha oído en declaración a los imputados, y ambos han negado esta versión de los hechos, Asimismo, la testigo María, arrendadora de la habitaci6n ocupada por el denunciante, ha alegado que oyó discutir en la vivienda a ambos, estando aquel dentro de su habitación y Antonio en la puerta, Y el portero ha atestiguado que oyó voces que procedían de la vivienda descrita, y que al subir al piso vio a Antonio en el pasillo. En consecuencia, de la diligencias practicadas resultan indicios de la comisi6n de hechos que de ser ciertos pueden constituir una infracción que se debería enjuiciar por los tramites de procedimiento abreviado, por lo que dado que se han practicado las diligencias esenciales de investigación, y el tiempo transcurrido desde que se dicto la resoluci6n de 6 de agosto 2012 sin que se haya hecho alegación alguna por las partes, debe continuarse como se ha indicado la continuación de la tramitación de la causa.

FUNDAMENTOS JURIDICOS

UNICO: Desprendiéndose de lo actuado que los hechos  denunciados pudieran ser constitutivos de una presunta infracci6n penal imputada a Antonio y Luis  de las comprendidas en los articulos 14.3 y 779.1 4° de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, procede seguir los trámites que establece el Capitulo II, Titulo III, Libro IV de dicha Ley Procesal para el Procedimiento Abreviado.

PARTE DISPOSITIVA

CONTlNUÉSE LA TRAMITACION DE LAS PRESENTES DILIGENCIAS PREVIAS por los trámites del PROCEDIMIENTO ABREVIADO, por si los hechos imputados a Luis y Antonio, fueran constitutivos de una infracción penal, a cuyo efecto DESE TRASLADO AL MINISTERIO FISCAL, Y en su caso, a las ACUSACIONES PARTICULARES PERSONADAS, a fin de que en el plazo común de DIEZ DIAS, formulen escrito de acusación, solicitando la apertura de juicio oral en la forma prescrita por la Ley o bien el sobreseimiento de la causa, sin perjuicio de que puedan solicitar, excepcionalmente, la práctica de las diligencias complementarias que consideren imprescindibles para formular ,la acusación.

Notifique esta resolución al Ministerio Fiscal y demás partes personadas advirtiendo que contra la misma puede interponerse RECURSO DE REFORMA Y subsidiario de APELACION dentro de los TRES DIAS siguientes a su notificación o RECURSO DE APELACIÓN dentro de los CINCO DIAS siguientes a su notificación.

acuerda, manda y firma Doña MAGISTRADO-JUEZ del Juzgado de Instrucción n° 153

y su partido,- DOY FE.

Diligencia: Seguidamente se cumple lo acordado. Doy fe.

También le puede interesar: Juicio por lesiones

las lesiones


Cuándo entiende nuestro sistema que existen lesiones.

Nuestro sistema establece distinto castigo dependiendo del daño corporal causado,

éste daño en algunos casos se puede entender  delito si lo procucido es una lesión, pero ¿qué se entiende por lesión?

LESIONES (ARTS. 147 y 148 CP)

El artículo 147.1º, párrafo primero, del Código penal castiga con pena de prisión de seis meses a tres años como reo del delito de lesiones, al que, por cualquier medio o procedimiento, causare a otro una lesión que menoscabe su

integridad corporal o su salud física o mental, siempre que la lesión requiera objetivamente para su sanidad, además de una primera asistencia facultativa, tratamiento quirúrgico o médico, no considerando como tal la simple vigilancia o seguimiento facultativo del curso de la lesión, de tal manera que el artículo 617.1 del Código Penal reputa falta los hechos cuando se causan lesiones no definidas como delito según el anterior precepto. Imponiendo las penas de tres a seis meses de prisión o multa de seis a doce meses, según el punto 2º del señalado artículo 147, cuando las lesiones sean de menor gravedad, atendidos el medio empleado o el resultado producido.

Conducta delictiva que, además, que al tenor de lo señalado en el artículo 148.1º del Código Penal, podrá ser castigada con la pena de prisión de dos a cinco años, atendiendo al resultado causado o riesgo producido, si en la agresión se hubieren utilizado armas, instrumentos, objetos, medios, métodos o formas concretamente peligrosas para la vida o salud, física o psíquica, del lesionado.

Así, por tratamiento médico puede entenderse aquel sistema que se utiliza para curar una enfermedad o para tratar de reducir sus consecuencias si aquélla no es curable. Existe ese tratamiento, desde el punto de vista penal, en toda actividad posterior tendente a la sanidad de las personas, si está prescrita por médico. Es indiferente que tal actividad posterior la realice el propio médico o la encomiende a auxiliares sanitarios, también cuando se imponga la misma al paciente, por la prescripción de fármacos o por la fijación de comportamientos a seguir (dietas, rehabilitación, etc.), aunque deben quedar al margen de lo que es tratamiento médico, el simple diagnóstico o la pura prevención médica (Sentencia de 2 de junio de 1994).

No obstante, se trata de una cuestión que ha de mirarse con mucho cuidado. La Lex artis es indicativa de una «necesaria actuación», porque las simples medidas de prevención no serán tratamiento médico propiamente dicho. De lo contrario quedaría en manos del facultativo, más o menos exigente, la presencia de un delito o de una falta, de la misma manera que tampoco puede quedar en manos de la víctima el decidir si se necesita, tras la primera asistencia, un tratamiento posterior, médico o quirúrgico (STS de 9 de diciembre de 1998, entre otras muchas).

Según reiterada jurisprudencia (entre otras, SSTS, S IIª 12/07/095; 12/12/96; 3/06/97) la sutura se considera tratamiento quirúrgico menor por cuanto tiene como fin restaurar o corregir una alteración orgánica producida por la lesión. Y, además, tales lesiones le fueron causadas con un cuchillo de cocina de grandes dimensiones, que como tal es un arma de las llamadas blancas para considerar apreciable la agravación del tipo.

A %d blogueros les gusta esto: