Abogados penalistas en Madrid,

Abogado penalista para juicios, recursos, demandas y denuncias

Archivo para jueces

¿Los jueces son Dios?


¿Pueden menospreciar los jueces a los abogados en sala? 

La mayoría de las veces, los abogados dicen que el juez en su sala es DIOS. Él o ella puede hacer cualquier cosa, pero sabemos que este no es el caso. Un juez, como cualquier otro funcionario público, es un funcionario público. Él o ella le debe su cargo al pueblo soberano. Él o ella sirve a los litigantes y hasta los abogados. Él o ella se supone que está ahí para hacer justicia. Y en la administración de justicia, el decoro y la conducta son muy importantes.

Hemos visto, por ejemplo, cómo un juez llamó un fiscal y le interrogó en frente de toda la sala, como si el abogado era su alumna. Incluso se le dio una calificación. El  fiscal  fue obviamente indebidamente avergonzado.
Palabras como simple (idiota), “¿Qué estás pensando?” Y otros han sido pronunciadas. Intencionalmente o no, estos jueces pueden haber traído la humillación y la vergüenza de los abogados de la acusación. En los tribunales ordinarios, un abogado que ha sido indebidamente tratado  arremetió contra un juez arrogante. El abogado agraviado puede presentar un informe, que se  investiga se  sanciona  si se encuentra al juez errado en su conducta. .

El fallo es esclarecedor, y dice  así:

“SEC. 1. Los jueces deberán evitar la incorrección y la apariencia de incorrección en todas sus actividades.

Un juez debe poseer la virtud de la seriedad. Él debe aprender en la ley, dignificado en la conducta, refinado en el discurso y virtuoso en su carácter. Además de tener la formación necesaria en la ley, que debe presentar ese sello temperamento judicial de la mayor sobriedad y la moderación. En este sentido, debe ser considerado, cortés y civil para todas las personas que vienen a su corte. Un juez que es desconsiderada, descortés o descortés a los abogados, litigantes o testigos que aparecen en su sala comete una incorrección y falla en su deber de reafirmar la fe de la gente en el poder judicial. También viola la Sección 6, 6 Canon del Nuevo Código de Conducta Judicial del Poder Judicial , que dispone lo siguiente:

SEC. 6. Los jueces deben mantener el orden y el decoro en todos los procedimientos ante el tribunal y ser paciente, digno y cortés con los litigantes, testigos, abogados y otras personas con las que trata el juez con carácter oficial. Los jueces requieren una conducta similar de los representantes legales, el personal judicial y otras personas sujetas a su influencia, dirección o control.  Es reprobable que un juez de humille a un abogado, litigante o testigo. El acto delata la falta de paciencia, la prudencia y la moderación.
La sentencia
Por lo tanto, un juez debe en todo momento ser moderado en su idioma. Debe elegir sus palabras, escritas o habladas, con sumo cuidado y control suficiente. El hombre sabio y justo es estimado por su discernimiento: aumenta su capacidad de persuasión.

La ecuanimidad y la sensatez deben ser los signos constantes de un dispensador de la justicia. Un juez debe mantener siempre su ímpetu bajo control. Nunca se puede permitir el perder la moderación. Él desciende al nivel de una lengua afilada,  tirano mal educado cuando pronuncia palabras duras, comentarios sarcásticos o comentarios sarcásticos. Como resultado, se degrada la oficina judicial y erosiona la confianza pública en el sistema judicial “.

No importa qué tan incompetente pueda parecer un abogado en el pensamiento de un juez, él o ella no tiene derecho a ridiculizar, avergonzar o condescender a este abogado, después de todo, él o ella no es el rey o la reina en la sala del tribunal, sino un servidor público.

Anuncios

El Juez del Juzgado de Instrucción 9 de Madrid


SOBRE EL JUEZ ELPIDIO JOSÉ SILVA

Se habla estos días, con motivo de la orden de ingreso en prisión de Miguel Blesa, ex director de Caja Madrid de  Elpidio José Silva Pacheco, y se le trata de ser un juez singular y polémico.

La opinión que voy a dar es totalmente independiente. Por supuesto no se su la decisión que le ha llevado a las primeras páginas de los periódicos ya sean impresos o digitales., son correctas o no, ajustadas a Derecho seguro que lo serán.

Mi opinión como Letrado que le conoce de los juicios de faltas, es realmente positiva, no porque haya dictado sentencias que favoreciesen a mis defendidos, lo que casi nunca ha ocurrido. Lo que si he percibido en él, son aspectos, que se supone que deberían poseer los demás jueces y juezas y que sin embargo escasean tales atributos.

He encontrado en el a un juez eficaz y resolutivo, de trato muy directo y claro. Que cuando le hablas te escucha y lo notas, por lo que no tienes que andar repitiendo argumentos con el peligro de que te digan con todo displicente: “señor letrado eso ya lo ha dicho”, cuando en realidad han oído las palabras pero no escuchado el argumento.

Es respetuoso, cualidad que comparte junto con los magistrados más veteranos y de la que carecen las generaciones de jueces que se encuentran en la edad de los que comenzaron a tutear a sus profesores, y que son los mismos que ven en el abogado, o al menos así lo parece, el motivo de todos sus problemas ¿si el fiscal piensa igual que yo, a qué viene este abogado a poner pegas?, parecen pensar.

Hablando de fiscales… este juez es un claro exponente de la independencia de los Magistrados en sus decisiones, tan alejado del funcionamiento jerárquico de los fiscales, que ha tenido en la oposición a la imputación de Doña Cristina de Borbón, una de sus últimas manifestaciones.

En definitiva, cuando eres abogado, es de lo jueces que quieres que te “toquen” para las vistas.

Se le tacha de tener un “carácter contundente” y creo que es cierto, pero denme un juez así y no uno más melifluo de los que no sabes por dónde te va  a salir en sus decisiones o que no decide o que tarda en decidir, o que cambia su decisión… principalmente por inseguridad.
I'm part of Post A Day 2013

unidad de los agentes jurídicos


El Ministro de Justicia ha conseguido la unidad de los agentes jurídicos

Ya anunciaba reformas el señor ministro.

Comenzó de forma más o menos suave, buscando soluciones para aligerar la Justicia de forma que el ciudadano no se viera perjudicado ( ver este artículo) . Poco le ha durado.

Con las tasas judiciales, que impiden el acceso a la Justicia de la inmensa mayoría de las personas, quiere por una parte “desatascar” la Justicia y por otra recaudar algo. Es como si la faraónica obra que llevó a acabo en Madrid (es para verlo) lo quiera pagar con el impuesto que va a tener que desembolsar aquel que quiera y pueda acceder a la Justicia.

Siendo alcalde ya barruntó tasas similares a las que se dan en algunas ciudades para acceder al centro en vehículo privado, pues ya está, quién quiera acceder a la justcia, por ejemplo pàra recurrir una multa, que tyenga que pagar una tasa que puede ser del mismo importe que la misma multa, ya verá como se le quitan las ganas de andar recurriendo y molestando a la Administración.

Por lo menos ha consegudo lo que un servidor nunca había conocido que es ver a jueces, abogados, secretarios judiciales, procuradores y trabajadores de la Justicia, manifestándose juntos frente a algo.

Los jueces y los procedimientos hipotecarios


Hace unos días una de las plataformas de jueces, se quejaban porque en su opinión estaban trabajando para los bancos, que están llevando a cabo una enorme cantidad de desahucios y lanzamientos para los bancos, sin que a estos les suponga desembolso y si una gran carga de trabajo para los juzgados . jueces
Hoy van mas allá y piden que se modofiquela ley de 1909 por la que se bendice este procedimiento, por el cual el banco se queda con el dinero que hasta el momento le ha entregado una familia, se queda con su vivienda, se queda con un crédito para poder seguir cobrando a esta familia, la deuda que contrageron con motivo de la adquisición de la vivienda que ya no poseen. Y todo ello con la inestimable ayuda de los juzgados que les hacen la labor mas ” sucia”
La cantidad de sentencias, con respecto a este tema, que habrán dictado los jueces , conformes a Derecho pero a todas luces injustas, para que digan basta. Ellos que están mas que acostumbrados a estas lides, amparandose en el derecho escrito.
Bueno pues son humanos, y son tan humanos que han visto mermados sus ingresos por la crisis, lo que les acerca a los justiciables, de los que hasta ahora les separaba una profunda brecha ( o al menos eso de creían ellos)

A %d blogueros les gusta esto: