Recurso de casacion


Recurso de Casación

Escrito de interposición de recurso de casación.

A LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE MADRID
D./Dª. ……………….. Procurador/a de los Tribunales, en nombre y representación de ……………….., según tengo debidamente acreditado, ante la Sala comparezco y DIGO:

Que dentro del plazo legal conferido al efecto, formalizo ESCRITO DE INTERPOSICION DE RECURSO DE CASACION, que en su día fue preparado contra la Sentencia de esa Audiencia Provincial de Madrid de fecha ……………….. de ……………….. de ……………….., recaída en el rollo nº ………………../……………….. dimanante de los autos nº ………………../………………..del Juzgado de Primera Instancia nº ……………….. de ………………..
A los oportunos efectos se establecen por separado los requisitos legales, los antecedentes y los motivos del recurso:
REQUISITOS LEGALES
I
Habiendo preparado el recurso con carácter previo, esta parte presenta ante la Sala el escrito de interposición del mismo dentro del plazo de veinte días, conforme ordena el número 1 del artículo 481 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, pues la providencia que tuvo por preparado este recurso, de fecha ……………….., fue notificada a esta parte el ……………….., por lo que, computado conforme a Derecho, el plazo todavía no ha transcurrido.
II
La resolución es recurrible por tratarse de una Sentencia dictada por esa Audiencia Provincial, que pone fin a la segunda instancia.
III
De conformidad con lo dispuesto en el número 1 del artículo 481 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, se expondrán, con la necesaria extensión, los fundamentos de este recurso.
IV
Tal como dispone el número 2 del artículo 481 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, al presente escrito de acompaña la certificación de la sentencia impugnada.
Expuestos los requisitos legales, a continuación, para mejor ilustración de la Sala que ha de resolver el recurso, se exponen los siguientes
ANTECEDENTES

Mediante demanda de fecha ……………….. presentada ante el Juzgado de Primera Instancia de ……………….. por ……………….. se exponía en síntesis que ……………….., por lo que se terminaba suplicando que ……………….. .

Frente a la misma se opuso el demandado aduciendo resumidamente que ……………….. y, tras la correspondiente tramitación, recayó la Sentencia cuyo fallo es el siguiente: Que se estima el recuro de apelación por lo que se anula la  los efectos tal, tal y tal.
Contra la referida Sentencia se interpuso recurso de apelación por la parte demandante/demandada, recayendo el siguiente fallo: ………………..
Contra la misma se interpuso por la representación que ostento el presente recurso de casación.
Expuestos que han sido los antecedentes, seguidamente se establecen en párrafos separados los siguientes
MOTIVOS

PRIMERO: ………………..

SEGUNDO: ………………..
TERCERO: ………………..
Por lo expuesto,

SUPLICO A LA SALA: Que teniendo por presentado este escrito y por aportada la certificación de la sentencia impugnada, se sirva admitirlo y tener por formalizado e interpuesto en tiempo y forma, en nombre de mi representado, RECURSO DE CASACION contra la sentencia de esa Audiencia Provincial de fecha ……………….. de ……………….. de ……………….., recaída en el rollo nº ………………../……………….., dimanante de los autos nº ………………../……………….. del Juzgado de Primera Instancia nº ………………..de ……………….., reen los términos que han quedado expuestos en el cuerpo de este escrito, y ordene la remisión de todos los autos a la Sala Primera del Tribunal Supremo a fin de que dicho Alto Tribunal, previa su admisión y traslado a la parte contraria, dicte sentencia por la que, estimando el recurso de casación interpuesto por esta parte, case y anule la sentencia recurrida, dictando otra en su lugar por la que se estimen íntegramente las pretensiones deducidas en nuestro escrito de demanda (o lo que proceda) y, en consecuencia, se ………………..

Es Justicia que pido en ……………….., a ……………….. de ……………….. de ………………..

Oposición a Casación


Escrito de oposición a  Recurso de Casación presentado por la parte contraria.

Recurso  000/0000

A LA SALA PRIMERA DEL TRIBUNAL SUPREMO

 

DON PROCURADOR  de los Tribunales y de la compañía mercantil EMPRESA S.A., según tengo debidamente acreditado en el Recurso de casación de referencia, y bajo la dirección del Letrado José Martín García, ante esa Excelentísima Sala comparezco y como mejor en derecho proceda DIGO:

 Que mediante el presente escrito y en la representación que ostento, vengo a evacuar el trámite concedido en Providencia de 6 de enero de 2012, notificada el mismo día, y en su virtud, y al expreso amparo de lo dispuesto en el ordinal segundo del art. 480 de la nueva Ley de Enjuiciamiento Civil, NOS OPONEMOS A LA ADMISIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN INSTADO DE CONTRARIO,  oposición que se fundamenta en las  siguientes:

 CAUSAS

PRIMERA.-

         Desde el punto de vista procesal el recurso no puede prosperar puesto que adolece de defectuosa técnica casacional. En efecto, aun cuando se acusa infracción de normas aplicables, sin embargo debe advertirse que lo único que se pretende es revisar cuestiones relativas a la valoración de la prueba o questio factio, que no questio iure.

         No puede pasarse por alto el hecho de que aun cuando el cauce procedimiental pudiera ser correcto, el recurrente lo único que intenta es revisar la valoración que la sentencia de instancia hace con respecto a las pruebas desarrolladas

          Dicho de otro modo, la CONTRAPARTE, solicita de esa Excelentísima Sala que valore de una forma radicalmente distinta a la que lo hace la Audiencia, el material probatorio obrante en autos, olvidándose que tales extremos pertenecen únicamente al Juzgador a quo.

          Pero es que en cualquier caso el sistema de recursos de la nueva Ley de Ritos, no es en absoluto coincidente con la distinción entre “infracción de Ley” y “quebrantamiento de las formas esenciales del juicio” establecido en la Ley del año 1881. Por ello el recurso de casación no puede contraerse al control de los “vicios in iudicando”, y el de los “vicios in procedendo” al recurso de casación por infracción procesal, toda vez que el ámbito jurídico material al que se circunscribe el primero, determina un desplazamiento de los temas de índole adjetiva hacia la esfera del segundo, a través del cual incumbe controlar las cuestiones procesales.

         Dicho de otro modo, los aspectos atenientes a distribución de la carga, reglas de las mismas, el juicio resultante de la aplicación de estas, valoración de prueba y principios que la rigen, así como toda pretensión relativa a que por la Sala vuelva a valorarse los distintos medios de prueba que sirvieron de razonamiento para dictar la sentencia, se encuadran dentro de la actividad procesal, cuya corrección o incorrección, corresponde en exclusiva al recurso extraordinario por infracción procesal, dejando limitado el de casación, a una estricta función revisora del juicio jurídico.

          Este es el criterio sostenido por esa Excelentísima Sala en Autos referidos a recursos como el 1/20011, 2/2011, 3/2011, o 4/2011, así como a los Autos de fechas 2,3,5 de diciembre de 2011 y 2 y 3 de enero de 2012, así como el más reciente de 3 de julio de 2012.

          Consecuentemente con lo expuesto y como quiera que el motivo de casación, aunque con cauce acertado, trata de revisar cuestiones relativas a valoración de la prueba, a juicio de esta parte tendrían que haber sido motivos de un recurso de casación por infracción procesal, que no el recurso que pudiéramos denominar “ordinario”, por lo que debe ser inadmitido “ab initio”.

 SEGUNDA.-

Sin perjuicio de lo manifestado en el ordinal anterior, el recurso no respeta la base fáctica de la sentencia. Dicho de otro modo, pretende sustituir la valoración fáctica de la sentencia, por la suya propia haciendo supuesto de la cuestión.

 Como es bien sabido, la nueva Ley de Ritos configura el recurso de casación bajo la directriz del respeto a la base fáctica de la resolución que se recurre, puesto que está pensado para revisar única y exclusivamente el derecho aplicable, si bien ya la Ley de 1.881 rechazaba contundentemente que la casación fuera una tercera instancia.

 En conclusión, y dado que el recurso lo único que pretende es que se valore de nuevo el material probatorio obrante en autos, no puede superar el trámite de admisión.

TERCERA.-

         Sentado que los tres primeros motivos de recurso adolecen de defectuosa técnica casacional, lo que impide proceder a su estudio, resta el último motivo, respecto del cual llamamos la atención de la Excelentísima Sala, puesto que lo que pretende es una especie de declaración de nulidad del contrato, pretensión esta última, que es absolutamente inadmisible en un recurso extraordinario como el de casación.

          En efecto, conforme queda de manifiesto en el ordinal primero la casación se articula como una vía procesal puramente jurídica, de revisión del juicio jurídico, por lo que cualquier otra cuestión le está vedada, debiendo articularse en su caso el de infracción procesal.

          Pero es que en cualquier caso no podemos pasar por alto la circunstancia de que se trata de un hecho nuevo, introducido ex novo ahora, en pleno recurso de casación, lo que deja a esta parte en la más absoluta indefensión.

El tema no merece mayor comentario, puesto que es evidente que de prosperar la pretensión contenida en el motivo, se dejaría al recurrido en la más absoluta indefensión al no disponer de trámite alguno para articular sus alegatos de defensa, y sin perjuicio de que la Ley de Ritos no permite la introducción de hechos nuevos, y menos aún en un recurso como el de casación.

         Por todo lo anterior

         SUPLICO A LA SALA que teniendo por presentado este escrito con su copia, se sirva admitirlo, y de conformidad con lo expuesto en el cuerpo del mismo, me tenga por evacuado en tiempo y forma procesales del trámite concedido y al amparo del art. 480.2, por opuesto a la admisión del recurso de casación, interesando se declare la inadmisión del mismo en méritos de lo expuesto, y todo ello por ser así de justicia que respetuosamente pido en Madrid a dos de diciembre de dos mil doce.

Impugnación al recurso de Casación


Impugnación recurso de Casación

Tribunal Supremo, Sala Segunda     Audiencia Provincial de Madrid.

A LA EXCMA. SALA

Doña Luisa  Palermo, Procuradora de los Tribunales y de Don Jose, según tengo acreditado en el recurso arriba referenciado, ante esa Excma. Sala comparezco y como mejor proceda en Derecho DIGO:

Por providencia del pasado seis de septiembre., notificada el siguiente día siete a esta parte, se me ha dado traslado para instrucción de los recursos formalizados por la Tesorería General de la Seguridad Social y por el Abogado del Estado contra la Sentencia de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Madrid  dictada en fecha 25 de julio de dos mil doce

Dentro del término concedido, y una vez instruidos de los antedichos recursos, por medio del presente escrito venimos a impugnarlos, en atención a las siguientes

A. RECURSO DE LA TESORERÍA GENERAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL

PRIMERO. El primer motivo de casación del recurrente se articula al amparo del art. 849.2.º de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, alegando que la sentencia recurrida habría incurrido en error en la apreciación de la prueba y que el mencionado error se evidenciaría de una serie de (lo que se dicen) documentos obrantes en las actuaciones.

Pues bien, yerra el recurrente en el planteamiento y exposición del motivo ahora analizado y ello, en primer lugar, por cuanto pretende demostrar el error en que habría incurrido, a su vez, la sentencia recurrida, con base en una serie de elementos o datos obrantes en las actuaciones que, de conformidad con reiterada Jurisprudencia de esa Excma. Sala, no tienen carácter de documentos (así, las declaraciones prestadas en las actuaciones por Don Testigo Primero, Don Testigo Segundo y , Don Testigo Tercero.).

Por otro lado, tampoco nos dice el recurrente por qué razón los denominados documentos contradicen de modo frontal los hechos declarados probados por la Sentencia contra la que se alza, sin mencionar siquiera qué concretos particulares de esos sedicentes documentos serían los demostrativos del también sedicente error en la apreciación de la prueba, sin mencionar tampoco los hechos que deben ser sustituidos por ese palmario error ni los que deben ser incluidos en su lugar, limitándose este primer motivo a una vaga, fragmentaria y genérica oposición a los hechos probados por el Juzgador de instancia y sin siquiera extraer conclusión ninguna de esa oposición.

Por todo ello, el motivo debe ser inadmitido al amparo del art. 884.4.º y 6º de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

SEGUNDO. El segundo motivo de casación de la recurrente se articula al amparo del art. 849.1.º de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, alegándose que la sentencia recurrida habría infringido el art. 252 del Código penal.

Procede la inadmisión de este motivo de casación por cuanto el mismo no respeta escrupulosamente los hechos declarados probados por la sentencia en la instancia, cual exigía y exige el art. 849 1.º de la ley rituaria, y ello por cuanto el motivo no tiene en cuenta que en los hechos declarados probados se expresa tajantemente que las retenciones por parte del acusado lo fueron siempre sólo de manera contable, sustituyendo el recurrente tal afirmación por la de que Don José. habría dispuesto efectivamente de esas cantidades retenidas para otros usos, previa su incorporación a su patrimonio.

En el mismo sentido, cuando el recurrente afirma que Don José habría representado una voluntad decidida de engañar, de abusar y de perjudicar a la Tesorería Territorial de la Seguridad Social y a la Hacienda Pública y ello por cuanto los hechos declarados probados afirman taxativamente que Don José en ningún momento ocultó sus dificultades económicas ni las cantidades contablemente retenidas a los citados acreedores y que, al contrario, fue pagando sus deudas, aunque con retraso, a los mismos, habiendo pagado concretamente la totalidad de la cuota obrera debida, es decir, la totalidad de las cantidades retenidas a los trabajadores.

TERCERO. Se articula al amparo del art. 849.1.º de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, alegándose infracción del art. 257 del Código penal.

Vuelve a incurrir en causa de inadmisión el motivo señalado, y ello por cuanto vuelve a su vez a despreciar palmariamente los hechos declarados probados por la sentencia en la instancia, olvidando que en este cauce casacional, tal respeto debe ser absoluto (art. 884.3.º de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y sentencias de ese Alto Tribunal de 26 de enero de 1982, 10 de febrero de 1982, 30 de abril de 1982, 17 de septiembre de 1982, 2 de marzo de 1984, 10 de abril de 1986, 17 de octubre de 1987, 29 de junio de 1987, 5 de febrero de 1988, 20 de junio de 1988 y autos 17 y 20 de enero de 1984 y 27 de febrero de 1984).

Ciertamente, el motivo impugnado sólo cobraría sentido previa acreditación del hecho de que la empresa  Google.es. se habría creado precisamente para evitar que la Hacienda Pública y la Seguridad Social pudieran hacer efectivos sus créditos sobre los bienes del Grupo Google.com, dato éste que entra en evidente contradicción con lo señalado por los hechos declarados probados por la Audiencia. ( las empresas puestas por supuesto lo son a modo de ejemplo, no tienen nada que ver con este texto).

B. RECURSO DEL ABOGADO DEL ESTADO

ÚNICO. Esta representación procesal manifiesta que se opone a los once motivos del recurso del Abogado del Estado, por las razones y fundamentos que desarrollaremos en el acto de la Vista Oral, a celebrar de conformidad con el art. 893 bis, a) de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Por lo expuesto,

SUPLICO A ESA EXCELENTÍSIMA SALA que teniendo por presentado este escrito con sus copias lo admita y en su virtud, se sirva:

1.º) Tenernos por instruidos en los recursos interpuestos por la representación de la Tesorería General de la Seguridad Social y el Abogado del Estado contra la sentencia de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Madrid., de fecha seis de septiembre dictada en el procedimiento abreviado  arriba referenciado.

2.º) Señalar día y hora para la celebración de la vista de los presentes recursos, vista que se entiende imprescindible por esta parte a tenor del art. 893 bis a de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

3.º) Inadmitir los tres motivos de casación del recurso de la Tesorería General de la Seguridad Social, en atención a los razonamientos expuestos en el cuerpo del presente escrito.

4.º) Tenernos por opuestos a los once motivos del recurso de casación interpuesto por el Abogado del Estado, reservándonos para el acto de la vista el desarrollo de tal oposición.

5.º) Una vez practicada la vista, dictar Sentencia por la que se acuerde no haber lugar a ninguno de los recursos de casación interpuestos, confirmándose la Sentencia recurrida en todos sus términos y con imposición de costas a los recurrentes.

Es Justicia que pido en Madrid  a doce  de septiembre de dos mil doce.

Colegiado n.º ……       Procuradora

Recurso de queja contra desestimación de recurso de casación


 Recurso de queja contra desestimación de recurso de casación

A LA SALA PRIMERA DEL TRIBUNAL SUPREMO

 DON PROCURADOR de los Tribunales y de DON CLIENTE, como debidamente acredito con copia de la escritura de poder otorgada a mi favor, que acompaño al presente,  ante  la Sala  comparezco,  y  como  mejor en Derecho proceda

 D I G O:

Que mediante el presente escrito, y tiempo y forma procesales, interpongo RECURSO DE QUEJA, al amparo del artículo 495 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, contra el auto de fecha 1 de diciembre de 2.013, dictado por la Audiencia Provincial de Madrid, Sección Primera, en el Rollo de Apelación 1/2012 cuyo testimonio se acompaña unido, por el que se deniega la preparación del Recurso de Casación contra la Sentencia dictada por dicha Sala, de 1 de Febrero de 2.012, en el rollo de apelación 1/12.

Constituyen FUNDAMENTOS PROCESALES del  recurso que se interpone, los siguientes:

I.- Se interpone contra el auto que deniega la preparación del recurso de casación, conforme autoriza el art. 480.1 de la Ley Ritual.

II.- Se interpone, habiéndolo preparado debidamente, mediante la solicitud de reposición del auto, conforme exige el art. 495.1 de la Ley Procesal.

III.- Se interpone, una vez desestimada la reposición solicitada, aportando testimonio de las dos resoluciones a que se refiere la Ley: el auto que deniega la preparación de la casación y el que desestima la reposición solicitada.

IV.-Se interpone dentro de los diez días siguientes a la entrega del testimonio.

V.-Se interpone ante la Sala Primera del Tribunal Supremo, a quien corresponde resolverlo.

El recurso de queja se apoya en los siguientes:

MOTIVOS 

PRIMERO.- INFRACCION DEL ARTICULO 477-2-3, EN RAZON DE LA EXIGENCIA DE REQUISITOS PROCESALES, ASI COMO DEL ARTICULO 3 DEL CODIGO CIVIL Y DEL PRINCIPIO DE JUSTICIA MATERIAL

El auto ahora recurrido, considera que no procede el anuncio de recurso de casación, por interés casacional, habida cuenta que para que el mismo proceda, es necesario que el asunto en concreto se haya  tramitado, no por la cuantía sino por la materia.

Sin embargo, una sencilla lectura del art. 477-2-3º, conduce a una conclusión totalmente distinta. En efecto, dicho articulo, circunscribe este tipo de recurso, al único requisito de que la sentencia dictada, se oponga a doctrina jurisprudencial del Tribunal Supremo.

Como apuntábamos en nuestro recurso de reposición, la Ley, supedita el anuncio del recurso a la mención de las sentenciasque conformen esa doctrina jurisprudencial del Tribunal Supremo, sin que en ningún momento, a lo largo de dicho precepto, o del Capitulo Quinto del Titulo Cuarto, que son los dedicados al recurso de casación, establezca cualquier otro requisito, y menos todavía, que el asunto haya tenido que iniciarse por razón de la materia.

Entendemos, que a ello no es óbice, el contenido del art. 249, puesto que este se refiere al ámbito del juicio ordinario, que no al recurso de casación.

Si el Legislador hubiese pretendido limitar el recurso de casación por interés casacional, a los asuntos tramitados por razón de la materia, así lo hubiera dispuesto, pero no en el art. 249, sino en el 477, que es el que regula el recurso de casación.

A mayor abundamiento el art. 3 del Código Civil, ordena que las normas se interpreten según el sentido propio de sus palabras…….. y el sentido propio de los términos utilizados por el art. 477-2-3, no dejan lugar a dudas……., nada se dice de la materia o de la cuantía, y el único requisito que sanciona, es el de la mención de la doctrina jurisprudencial del Tribunal Supremo, infringida por la sentencia que se pretende recurrir.

Por si restara alguna duda, la exposición de motivos de la Ley, resalta el carácter antiformalista de la misma, concediendo más importancia a la justicia material, que a los requisitos procedimentales. Y siendo esto así, no se entiende, como puede negarse un recurso de casación, por mor de un rigor procesal, en detrimento de la justicia o del fondo del asunto.

En conclusión,  no puede exigirse un requisito procedimental, que la norma que regula el recurso no recoge, ya que de lo contrario se produciría una vulneración de la tutela judicial efectiva, al negarle al justiciable el acceso a un recurso previsto por la Ley, merced a un requisito que el articulo que regula el recurso, ni establece ni prevee.

SEGUNDO.- INFRACCION DE ARTICULO 477-2-3 POR RAZON DE LA MATERIA

Sin perjuicio de lo expuesto en el motivo anterior, y como ya indicábamos en nuestro recurso de reposición, ahora desestimado,  esta parte entiende que no nos encontramos ante un procedimiento que dimana de una “reclamación de cantidad”, sino antes al contrario, la litis se origina para determinar la naturaleza del contrato de arrendamiento de servicios profesionales, en concreto de un Letrado, y dentro de la misma, la presunción del carácter oneroso, que no gratuito de dicho servicio.

En efecto, si se observa con detenimiento  desde sus inicios el debate procesal, se alcanza la conclusión de que el mismo no es una mera reclamación de cantidad, sino una litis en la que se está discutiendo la “gratuidad o no de los servicios jurídicos”, gratuidad que mantiene la Ilma. Sala y desde luego el demandado, frente al carácter oneroso que sostiene esta parte, amparado precisamente en la presunción “retribuida” de los servicios jurídicos, que autoriza el art. 1.544 del Código Civil.

Luego lo primero a determinar,  es ese carácter oneroso o gratuito del contrato de arrendamiento de servicios jurídicos. Y es esa determinación, esa declaración, la que llevo a esta parte a impetrar el auxilio judicial.

¿Qué como consecuencia de la misma se reclama una cantidad económica? Ciertamente, pero no podemos pasar por alto el hecho de que lo que se discute en este procedimiento, no es una cuantía sin mas, sino repetimos el carácter oneroso o gratuito del contrato de arrendamiento de servicios de un letrado, y a consecuencia de dicha calificación, la condena o no del demandado.

En conclusión, y a nuestro modo de ver, el procedimiento es susceptible de recurso de casación por intereses casacional, ya que lo discutido es la materia esencialmente, por lo que si ello se pone en relación con la jurisprudencia del Tribunal Supremo que esta parte entiende infringida, conforme a las sentencias que se relacionan en el anuncio de recurso,  sólo cabe acoger el presente recurso de queja.

Por lo expuesto,

SUPLICO A LA SALA, que teniendo por presentado este escrito, con su copia,  y los documentos que se acompañan, se sirva admitirlo, tenerme por parte en la representación que ostento, ordenado se entiendan conmigo las sucesivas diligencias, tener por interpuesto RECURSO DE QUEJA contra el auto de 1 de diciembre de 2012, notificado el día 4, dictado por la Audiencia Provincial de Madrid, sección Vigésima, en el Rollo de Apelación 1/12, y  por acompañado el testimonio exigido en el artículo 495, para previo trámite oportuno, estimar el recurso y ordenar a la Sala de la Audiencia Provincial de Madrid, que tenga por preparado el recurso de casación  pretendido, y continúe con su tramitación, y todo ello por ser así de justicia que, respetuosamente, pido en Madrid, a dos de febrero de dos mil trece.