Abogados penalistas en Madrid,

Abogado penalista para juicios, recursos, demandas y denuncias

Archivo para allanamiento

consignacion-para-que-no-cobren-intereses en monitorio


Escrito de allanamiento en monitorio con consignación para que no cobren intereses 

Procedimiento Monitorio

nº 1/2012 

AL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA Nº 1 DE MADRID 

         DON CARLOS JUNQUERA RODRIGUEZ, en representación de SOCIEDAD S.L., con CIF.- nº A/0000000, y con domicilio a efecto de notificaciones en la C/ Alcalá  nº1 15-AB en 28008 de MADRID, comparezco y como mejor proceda en derecho DIGO:

         Que mediante el presente escrito, y a la vista de la Providencia de fecha 1/11/2012, notificada el día 2/11/2012, por el que se interpone el procedimiento monitorio referenciado, nº 1/12, comunico a este Juzgado, al que tengo el honor de dirigirme, que vengo a allanarme a todas las pretensiones contenidas en la demandada interpuesta de contrario, y además, se ha consignado la cantidad de 1000,00 €, importe reclamado en dicho procedimiento, y que adjunto al presente escrito copia del resguardo bancario de ingreso de dicha cantidad en la cuenta de consignaciones del Juzgado. 

         Finalmente, solicito de forma expresa al Juzgado la no imposición de costas, al haber allanamiento al procedimiento y consignación de la cantidad que se reclama, con anterioridad a la contestación de la demanda interpuesta de contrario. 

         En su virtud, 

         SUPLICO AL JUZGADO, que teniendo por presentado este escrito, con su copia y el documento que se acompaña, me tenga por allanado en el presente procedimiento, y por abonada el importe de la deuda reclamada, al haber consignado su importe, y solicitando expresamente la no imposición de costas, al haberlo realizado todo ello con anterioridad a la contestación de la demanda interpuesta de contrario.

                    Por ser de justicia que pido en Madrid, a 1 de Diciembre de 2012.

Anuncios

escrito de allanamiento


AL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA Nº 6 DE LOS DE MADRID 

            DON PROCURADOR, de los Tribunales y de DOÑA LUISA representación que acredito con la copia de escritura de poder que, bastante a mi favor acompaño unida como documento nº 1, ante el Juzgado comparezco y como mejor proceda en Derecho, DIGO: 

            Que mediante el presente escrito, en la representación que ostento, me persono en los autos de procedimiento ordinario 0/20012, sobre demanda de división de cosa común, en los que mi patrocinada ha sido emplazada por la representación de Doña CARMEN.

            En relación con dicha demanda, interpuesta en contra de mi patrocinada, vengo en la representación que ostento a ALLANARME A LAS PRETENSIONES DE LA PARTE ACTORA ANTES DE CONTESTAR LA DEMANDA DEDUCIDA, de manera que esta representación no se opone a las peticiones que integran el suplico de la demanda, que son, por este orden: 

–          Que se declare la procedencia de la extinción de la copropiedad, sobre la vivienda de la calle Alcalá de Madrid, debiendo procederse a su venta en pública subasta con admisión de licitadores extraños y reparto del precio que se obtenga entre los comuneros en proporción a sus respectivas participaciones indivisas, es decir, por partes iguales. 

–          Que se condene a la demandada a estar y pasar por la anterior declaración y a ejecutarla, haciendo cuanto sea preciso para ello hasta que se consume la venta. 

Es patente, no obstante lo dicho, que mi patrocinada está de acuerdo con estar y pasar por la declaración de la extinción de la copropiedad, pero en ningún caso podrá ejecutarla, toda vez que no es el actor en el procedimiento, por lo que seguirá la ejecución hasta la venta del bien en pública subasta. 

            En lo que toca a la pretensión deducida en la demanda en tercer lugar, la condena en costas de mi representada, deviene carente de contenido, puesto que, si se acogen, como así lo solicitamos, las pretensiones de la actora, esta representación estará a lo que resulte del pronunciamiento judicial, en el que no cabe condena en costas, por imperativo de lo dispuesto en el artículo 395.1 de la LEC.

             Las razones que conducen al allanamiento de mi patrocinada sin contestar a la demanda son las siguientes:

 PRIMERA.- Son ciertos los tres primeros hechos de la demanda, respecto de los cuales, tan solo diremos que la propuesta de división de la vivienda en cuatro partes, se propuso por mi representada, aun sabiendo que ello no era posible jurídicamente, como una posible solución a la utilización simultánea de la vivienda por los cuatro comuneros. 

            Es obvio, no obstante los deseos de mi representada, que la propuesta nunca se hizo para impedir la venta del inmueble. 

SEGUNDA.- En el hecho cuarto de la demanda, se dice que mi patrocinada no ha cambiado de postura, después de diez meses, por lo que se hace imprescindible la interposición de la demanda de cosa común. 

            La realidad es que mi patrocinada nunca recibió una propuesta de venta del inmueble, sea porque no se haya intentado, sea porque no se haya conseguido. En consecuencia, si los comuneros no son capaces de vender la vivienda, o de adquirir cualquiera de ellos las participaciones de los demás, sólo resta la división que se pretende en la demanda y la venta de la vivienda en pública subasta, a menos que, durante la sustanciación del litigio, los condóminos sean capaces de llegar a un acuerdo, ya sea para vender la vivienda a un tercero, ya sea para adjudicársela, cualquiera de ellos, pagando a los demás.                             

             En cuanto a los FUDAMENTOS DE DERECHO que se exponen en la demanda, nada tenemos que oponer, en cuanto consideramos de aplicación, los adjetivos y los sustantivos, excepto el referido a las costas, señalado con el número IX, ya que en esta materia es de aplicación el artículo 395.1 de la LEC. 

            Por nuestra parte, dejamos señalado que mi patrocinada actúa representada por Procurador habilitado con poder bastante y dirigida por el Letrado del ICAM Don José Martín

             En su virtud,

 SUPLICO AL JUZGADO, que teniendo por presentado este escrito con su copia y el documento que se acompaña, se sirva admitirlo y, en mérito a lo expuesto, tenga a esta representación por allanada, sin contestar a la demanda, a los pedimentos contenidos en el suplico de la misma, excepción hecha de la petición de condena en costas, ya que no procede su imposición por aplicación de lo dispuesto en el artículo 395.1 de la Ley Ritual. 

OTROSI DIGO, que, siendo general el poder para pleitos que se acompaña y necesitándolo para otros usos, procede y 

SUPLICO AL JUZGADO, se sirva proceder a su desglose y devolución al compareciente, previa la oportuna nota o testimonio en autos. 

            Todo ello por ser de justicia que pido en Madrid a uno de junio de dos mil doce

alegaciones a allanamiento


Alegaciones a allanamiento

AL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA Nº 80 DE MADRID

DON PROCURADOR  de los Tribunales y de DON LUIS FELIPE Y DON FELIPE ANDRÉS, representación que tengo acreditada en autos de procedimiento ordinario 03/2012, ante el Juzgado comparezco y como mejor proceda en Derecho, DIGO:

Que mediante el presente escrito, en la representación que ostento, cumplimento traslado conferido por providencia de 1-1-2011, notificada el día 1, por la que se nos concede un término de cinco días, para alegar lo que convenga a nuestro derecho, en relación con los allanamientos formulados a la demanda.

A efecto indicado, expongo como convenientes al derecho de esta representación las siguientes

 ALEGACIONES

PRIMERA: SOBRE LOS ALLANAMIENTOS DE DON LUIS FELIPE Y DON FELIPE ANDRÉS.

En relación con estos dos escritos de allanamiento, los dos primeros con la representación de la Procuradora Doña y la dirección técnica del abogado Sr. Martín García y el segundo con la representación de la Procuradora Doña Felipa Díaz, con firma del mismo abogado, esta parte nada tiene que oponer.

El allanamiento es un derecho de todo demandado, ex artículo 21 de la Ley Procesal Civil, por lo que, conforme a lo dispuesto en este precepto, la sentencia del presente litigio, en relación con estos tres demandados, debe acoger las pretensiones deducidas en la demanda.

En relación con lo dispuesto en el artículo 395 de la LEC, cuestión que como se puede comprobar preocupa sobremanera al director técnico de estos escritos, a nuestro modo de ver parece evidente que no existe mala fe y que el allanamiento se ha formulado, sin contestar a la demanda.

SEGUNDA: SOBRE LOS ALLANAMIENTOS DE DOÑA LUCÍA Y DOÑA CARMEN

Ambos allanamientos se formulan con la representación de la Procuradora, Doña PROCURADORA y con la misma dirección Letrada de los allanamientos de la alegación que precede.

Lo primero que cabe alegar respecto de estos dos escritos es que son, cuando menos, peculiares. En los dos casos se presenta escrito de contestación a la demanda, con fecha 10-11-2011 y en los dos, se suplica que se desestime la demanda, y se afirma en la fundamentación jurídica, común a ambos, que se niega la idoneidad de mi principal para ser parte en el proceso … al no ser titular la demandada de la relación jurídica que se invoca, ni del objeto litigioso del proceso.

A la vez, en los dos casos, se presenta escrito de ampliación con la misma fecha, en el que se suplica tener por allanada a mi principal a la demanda de división de cosa común.

Cabe preguntarse qué es lo que realmente pretenden ambos escritos de allanamiento, pues, tal como se formula el suplico para contestar a la demanda y el suplico para ampliar la contestación a la demanda, son evidentemente contradictorios entre sí, toda vez que es difícil saber si Doña LUCÍA y Doña CARMENª quieren allanarse, pues, si así lo quisieran, deberían haber expresado que su allanamiento es parcial, o que no se allanan y se oponen a las pretensiones de la demanda.

En consecuencia, en relación con estos dos allanamientos, sólo cabe alegar que no se formulan de buena fe, pues en ambos casos se desea seguir litigando, pero se quiere evitar cualquier problema relativo a las costas del litigio.

Aunque no existe oposición sobre el fondo, se formula una excepción de falta de legitimación pasiva, a cuyo amparo se solicita la desestimación de la demanda.

Con carácter cautelar, añadimos en estas alegaciones, que esta excepción no puede prosperar, pues esta representación en su demanda tenía que partir de la situación registral de las fincas, objeto de división; y constando inscrita una participación del 0,666% de cada una de las tres fincas, forzoso era traer a la demanda a los herederos que se conocieran del Sr. entre los que están Doña LUCÍA y Doña CARMEN, todo si se quería constituir debidamente la relación jurídico  procesal.

Si los herederos renunciaron a la herencia, como parece que lo hicieron, ello no impide que en el proceso de división de cosa común, lo que corresponda a esa cuota del 0,666% de las tres fincas objeto de división, se les de el destino legal que proceda, de acuerdo con lo dispuesto en el Código Civil.

Para apoyar la excepción formulada, ambos escritos sostienen que la circunstancia de la renuncia a la herencia era conocida por mis patrocinadas, afirmación que se basa en las actas de las Juntas de 7-11-2010 y en la certificación del administrador de las fincas, (finca 190 del RP) y (finca 191 del RP).

Respecto a las actas de las Juntas, basta su lectura, para comprobar que Don LUIS, representante de mi patrocinada Doña Carmen en esos actos, manifestó que las participaciones de las comunidades de bienes, cuya constitución se proponía, no estaban aún inscritas en el correspondiente Registro de la Propiedad, por lo que la situación registral era distinta de la que se expresaba en las Juntas, sin perjuicio de la certificación del administrador, que obra al dictado y por eso tampoco coincide con la situación registral.

Añádase a todo lo anterior que Doña Lucía y Doña Carmen ostentan respectivamente participaciones del 59,998% y del 60,664% de alguna de las fincas objeto de la división, y se concluirá que era forzoso traerlas a la demanda, que las dos están legitimadas pasivamente y que las excepciones formuladas no deben prosperar por tratarse de un ejercicio procesal más que cuestionable.

En este último sentido, es aplicable a ambos allanamientos lo dispuesto en el artículo 395.2 de la Ley Rituaria en materia de costas.

TERCERA: SOBRE EL ALLANAMIENTO DE DOÑA LUISA

En relación con este escrito de allanamiento, sorprendentemente formulado con la misma dirección técnica, en el suplico por el que se pide se pretende:

1.- Que se estime una excepción de falta de legitimación pasiva y por este motivo se desestime la demanda, y

2.- Que se tenga a Doña Luisa por allanada a las pretensiones de la demanda, en lo referente a un 0,666% de la finca 190 del RP, objeto de la división.

De nuevo estamos ante peticiones contradictorias, pues no cabe pedir que se desestime la demanda y se impongan las costas al actor (tema capital en la intención del escrito), y a la vez pedir que la demanda sea estimada en parte.

Sentado lo anterior, el fundamento de la excepción formulada es una mera copia de lo transcrito en los escritos de allanamiento anteriorore. Por tal razón, en aras de evitar repeticiones inútiles, reiteramos lo consignado en la alegación que precede sobre este asunto, destacando que Doña Luisa tiene una participación del 0,666% en una de las fincas objeto de división que ella misma reconoce, y, por lo mismo, era forzoso traerla al proceso, con independencia de que en la división de las fincas, en las que ella no tenga participación, se proceda sin su intervención.

Por lo demás, en este allanamiento, es también de aplicación lo dispuesto en el artículo 395.2 de la LEC.

CUARTA:

Finalmente, debemos insistir en que ninguno de los allanamientos formulados se hace de buena fe, ya que, acogidos todos a la misma dirección técnica, persiguen en exclusiva, no ya que no se les impongan las costas del proceso, sino que se impongan al actor, lo cual es verdaderamente insólito en materia de allanamiento.

Con este propósito, no se duda en solicitar la desestimación de la demanda y a la vez el allanamiento a la división de la cosa común objeto de la demanda, lo cual es en sí mismo contradictorio.

Una cosa es que en la división de las tres fincas objeto del litigio, no hayan de participar todos los demandados, porque según se expresa en el escrito de demanda las titularidades de las tres fincas sean diferentes, y otra bien distinta es que no se haya constituido bien la relación jurídico  procesal, puesto que los demandados que dicen ahora allanarse tenían forzosamente que ser traídos al proceso.

Formular excepciones de falta de legitimación pasiva por quienes saben y les consta que tenían que estar en este proceso, no es más que un ejercicio de mala fe procesal, que debe tener su oportuno reflejo en la resolución final.

Firma del abogado.

allanamiento


ALLANAMIENTO

(Escrito de allanamiento antes de contestar a la demanda)

AL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA Nº 00 DE MADRID 

DON Procurador de los Tribunales y de DON CLIENTE 1 y DOÑA CLIENTE 2, representación que acredito con las copias de escrituras de poder que acompaño unidas como documentos números 1 y 2, ante el Juzgado comparezco y como mejor proceda en Derecho, DIGO:

Que mediante el presente escrito, en la representación que ostento, me persono en los autos de procedimiento ordinario 00/2012, en los que mis patrocinados han sido emplazados para contestar a la demanda, deducida en su contra por la representación de Doña Contraria.

Efectuamos la personación en nombre de ambos demandados,  porque conviene a su derecho actuar en este litigio con una representación común, ya que en relación con los hechos de la demanda sus intereses son comunes, a pesar de que DON CLIENTE 1 y DOÑA CLIENTE 2 que estaban casados en el momento de los hechos que relata la demanda, se divorciaron por sentencia de 14-febreo-2000, dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Madrid, autos 00/2000, y desde entonces no mantienen relación entre sí. Acompañamos copia de la sentencia como documento nº 3 unido.

Dicho lo anterior, en relación con la demanda deducida en estos autos, vengo en nombre de mis representados a ALLANARME A LAS PRETENSIONES DE LA ACTORA EN LA DEMANDA, antes de contestarla, de manera que esta representación no se opone a las peticiones que integran el suplico de la demanda, que, en lo que a mis representados se refiere, son las siguientes:

1.- Otorgar escritura notarial de elevación a público de contrato suscrito el día 1 de enero de 1995 (documento nº 3 de la demanda), en el que DON CLIENTE 1 compró la finca a que se refiere el litigio.

2.- Otorgar escritura notarial de elevación a público de contrato suscrito el día 2 de enero de 1995 (documento nº 5 de la demanda), en el que mis representados vendieron la finca a que se refiere el litigio.

Las razones que conducen al allanamiento de mis representados a las pretensiones de la actora, son las siguientes:

PRIMERA.- Es cierto el hecho tercero de la demanda, apoyado en un documento presentado por copia, pero que es el contrato de compraventa, por el que Don DON CLIENTE 1 adquirió la vivienda  de la planta cuarta de la casa 1 de la calle Alcalá  de Madrid capital.

SEGUNDA.- Es cierto el hecho cuarto de la demanda, indiscutible al estar amparado en la escritura pública de poder que se une como documento número 4 de la demanda. Su otorgamiento se debió a procurar la mejor gestión de venta del estudio adquirido.

TERCERA.- Es cierto el hecho quinto de la demanda, basado en su documento número 5 unido, que es el contrato por el que mis patrocinados vendieron la finca que había adquirido, para su sociedad conyugal.

Todo el resto del hecho quinto de la demanda no consta a esta representación, pero es indudable que el comprador adquirió la posesión de la finca en el mismo acto del contrato, conforme se pacta en su estipulación tercera.

CUARTA.- Nada podemos señalar, en relación con los hechos primero, segundo, sexto, séptimo, octavo y noveno de la demanda, toda vez que en ellos se relatan circunstancias ajenas y desconocidas para mis patrocinados.

QUINTA.- Cabe señalar, no obstante, a la hora del allanamiento, que las cartas que se acompañan como documentos números 2 y 3 de la demanda, fueron recibidas por mis patrocinados, quienes, a través del abogado que dirige este escrito, hicieron saber al Letrado Contrario, autor de ambas misivas y que no es el director de la demanda, que no tenían el menor inconveniente (nunca lo tuvieron), para elevar a públicos ambos contratos, por lo que quedaron en espera de lo que el abogado les dijese para comparecer en la notaría, tal como en sus cartas apuntaba.

Después de dichas cartas, lo primero que han recibido es la demanda de estos autos, la cual, al menos en relación con mis patrocinados, podía haberse evitado.

Expuestas las razones que conducen al allanamiento de mis patrocinados sin contestar a la demanda, nada tenemos que decir, como es lógico, a los fundamentos de derecho invocados, tanto adjetivos como sustantivos.

En su virtud, dejando constancia de que mis representados actúan con Procurador habilitado al efecto con poder bastante, y dirigido por el Letrado del ICAM, Don José Martín García,

SUPLICO AL JUZGADO, que teniendo por presentado este escrito con su copia y los documentos que se acompañan, se sirva admitirlo, y en mérito a lo expuesto acuerde:

1.- Tenerme por personado y parte en la representación que ostento, mandando se entiendan conmigo las sucesivas diligencias.

2.- Tener a DON CLIENTE 1 y DOÑA CLIENTE 2, POR ALLANADOS A LAS PRETENSIONES DEDUCIDAS EN LA DEMANDA, tal como se solicitan, la elevación a públicos de los contratos, en los que actuaron como compradores y vendedores respectivamente de la finca a que se refiere el litigio.

3.- Acordar, en materia de costas de conformidad con lo previsto en el artículo 395.1 de la LEC, al formularse el allanamiento sin contestar a la demanda y ser evidente que no puede existir mala fe en el caso que nos ocupa.

OTROSI DIGO, que siendo generales las escrituras de poder que acompaño y siendo necesarias para otros usos, procede y

SUPLICO AL JUZGADO, se sirva proceder a su desglose y devolución al compareciente,  previa la oportuna nota o testimonio en autos.

Todo ello por ser de justicia que pido en Madrid a veinticinco de enero de dos mil doce.

Allanamiento en monitorio


Procedimiento Monitorio
nºXXX/2006

 AL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA Nº 1 DE MADRID

 DON JOSE MARTIN, en representación de MI MANDANTE S.L., con CIF.- nº M/123456, y con domicilio a efecto de notificaciones en la C/ PERCEBE en 28000-MADRID,
DIGO
 Que mediante el presente escrito, y a la vista de la Providencia de fecha 0/00/2000, notificada el día 10/10/2005, por el que se interpone el procedimiento monitorio referenciado, nº XXX/06, comunico a este Juzgado, al que tengo el honor de dirigirme, que vengo a allanarme a todas las pretensiones contenidas en la demandada interpuesta de contrario, y además, se ha consignado la cantidad de 00000 €, importe reclamado en dicho procedimiento, y que adjunto al presente escrito copia del resguardo bancario de ingreso de dicha cantidad en la cuenta de consignaciones del Juzgado.

 Finalmente, solicito de forma expresa al Juzgado la no imposición de costas, al haber allanamiento al procedimiento y consignación de la cantidad que se reclama, con anterioridad a la contestación de la demanda interpuesta de contrario.
 En su virtud,

 SUPLICO AL JUZGADO, que teniendo por presentado este escrito, con su copia y el documento que se acompaña, me tenga por allanado en el presente procedimiento, y por abonada el importe de la deuda reclamada, al haber consignado su importe, y solicitando expresamente la no imposición de costas, al haberlo realizado todo ello con anterioridad a la contestación de la demanda interpuesta de contrario.

  Por ser de justicia que pido en Madrid, a 28 de Diciembre

A %d blogueros les gusta esto: