Servicio a trabajadores

En la actualidad los trabajadores se encuentran en una situación para defender sus derechos bastante más precaria que lo que ocurría hasta no hace muchos años.

Por un lado las últimas modificaciones introducidas por la reforma laboral, acaban con una serie de derechos de los que había disfrutado durante décadas.

Pero es que además y aunque el procedimiento laboral resulta ahora bastante menos ventajoso de lo que era, los jueces y tribunales no aplican, ni en las formas no en el fondo, el principio “pro operari” que se venía dando y que era consecuencia lógica de defender al más indefenso, valga la redundancia.

Pero y en situaciones en las que el paro se acerca al 27 por ciento, el encontrar trabajo es una necesidad en la que las personas pueden ser víctimas de desaprensivos que ofrezcan puestos de trabajo sin seguridad y con los derechos mermados. Todos los trabajadores tienen derecho a trabajar en entornos en los que los riesgos para su salud y seguridad estén debidamente controlados y  la responsabilidad principal de esto se debe a los empleadores.

Por otro lado, el cuarenta por ciento de la población mundial – más de 2,5 millones de personas – vive en la pobreza, luchando por sobrevivir con menos de 2 dólares al día.  La persistencia de la pobreza en el mundo constituye un desafío para la seguridad, la prosperidad y los valores.  Los recortes a las comunidades más vulnerables del mundo tienen efectos reales.