La querella

CONCEPTO DE QUERELLA

A diferencia de la denuncia, la querella, conforme a la terminología utilizada por la LECrim, es un acto de ejercicio de la acción penal (art. 100 y ss. y 270), mediante el cual el querellante asume la cualidad de parte acusadora a lo largo del procedimiento.

La querella es, pues, un acto procesal de postulación, que asiste al ofendido o a cualquier sujeto del Derecho con la capacidad necesaria, mediante la cual se solicita del órgano jurisdiccional competente la iniciación del procedimiento y la adquisición el querellante de la cualidad de parte acusadora.

TIPOS DE QUERELLA

Conforme a lo dispuesto por los artículos 270 y 271 de la LECrim pueden querellarse el Ministerio Fiscal, los extranjeros ofendidos y todos los ciudadanos españoles hayan sido ofendidos o no por el delito».

Esta diversidad de sujetos querellantes obliga a una primera sistematización de las querellas en públicas y privadas.

A La querella pública o «acción popular»

Se entiende por «querella pública» la que puede deducirse al amparo de lo expuesto en el artículo 101 de la LECrim.

La querella pública pretende el mero restablecimiento del ordenamiento jurídico perturbado por la comisión del delito y asiste a todo ciudadano español y capaz, que no haya sido ofendido por el delito (art. 101.2°), así como al Ministerio Fiscal (arts. 105 y 271). Cuando son los ciudadanos, no ofendidos, quienes la ejercitan, recibe la denominación de acción popular.

La «acción popular» alcanza hoy una fundamentación constitucional. De un lado, aparece instaurada en el arto 125 de la CE (los ciudadanos podrán ejercer la acción popular …), por lo que cualquier reforma legislativa habrá de ser respetuosa con su mantenimiento, pero, de otro, y por obra de la doctrina del TC (SSTC 129/2001, de 4 de junio 50/1998, de 2 de marzo, 326/1994, de 12 de diciembre, 40/1994, de 15 de febrero, 34/1994, de 31 de enero, 241/1992, de 21 de diciembre, 147/1985, de 29 de octubre, 146/1985, de 28 de octubre y 62/1983 de 11 de julio), es un auténtico derecho constitucional, implícito en el del art. 24.1 (STS de 10 de junio de 1995 -RJ 1995\4559-) y, por tanto, protegible a través del recurso de amparo.

Sin perjuicio de la reciente tesis jurisprudencial atinente a que la acción popular ejercitada pueda acogerse únicamente a la protección del arto 24.1 CE en su dimensión material, que comprende exclusivamente la genérica proscripción de las resoluciones puramente arbitrarias o manifiestamente irrazonables o incursas en error patente (STC 79/1999, de 26 de abril), el TC ha venido estableciendo, en los últimos tiempos, que no existe un imperativo constitucional en virtud del cual toda ley procesal penal deba dar entrada a la acción popular como exigencia del contenido del derecho fundamental (SSTC 64/1999, de 26 de abril, 81/1999, de 19 de mayo, 280/2000, de 27 de noviembre.

También le puede interesar:
Ampliación de querella
Modelo de querella
Querella por faltas