Refundición de las penas

¿Qué es la refundición de la pena?

Se puede establecer  que se trata de la suma  de todas las penas privativas de libertad, o acumulación material, de forma aritmética, que cumple un condenado a los efectos del cálculo para el disfrute de beneficios penitenciarios.

prision de Soto del Real

Se opone a la denominada acumulación jurídica que es la que tiene lugar por aplicación de los límites de cumplimiento previstos en la legislación penal, límites aplicables cuando se cumplen varias condenas por delitos conexos. No encontramos ni en el Código Penal ni en la Ley Orgánica General Penitenciaria la regulación de la refundición de las penas. Se trata de  normas de carácter reglamentario del Reglamento Penitenciario de 1996 que servía a efectos de libertad condicional. El artículo 193.2 del Reglamento Penitenciario de 1996 establece: “cuando el penado sufra dos o más condenas de privación de libertad, la suma de las mismas será considerada como una sola condena a efectos de aplicación de la libertad condicional.”

La competencia corresponde al Juez de Vigilancia Penitenciaria del Centro en que esté ingresado el penado, y se deduce de la regla general de competencia derivada del artículo 76.2 de la Ley Orgánica General Penitenciaria que establece: “corresponde especialmente el Juez de Vigilancia: Adoptar las decisiones necesarias para que los pronunciamientos de las resoluciones en orden a las penas privativas de libertad se lleven a cabo, asumiendo las funciones que corresponderían a los Jueces y Tribunales Sentenciadores”.

Tiene una gran trascendencia práctica la refundición de las penas ya  que la legislación penal sustantiva dispone que las penas se deben cumplir sucesivamente según el orden de su gravedad, artículo 75 del Código Penal de 1995 (en igual sentido la regla P del artículo 70 del Código Penal derogado de 1973).

Con la refundición, que requerirá la previa aprobación del  Juez de Vigilancia Penitenciaria, cuando un penado sufra dos o más penas privativas de libertad, o estando cumpliendo una le sobreviene una segunda o varias, se dejan sin efecto las fechas de inicio y extinción de cada una de las liquidaciones judiciales de condena individuales aprobadas por el Tribunal Sentenciador, considerándose la suma de todas ellas como una sola y única pena a efectos de la ejecución.