Lesiones imprudentes

Comúnmente los juicios que tratan las lesiones prudentes son aquellos en los que los hechos versan acerca de un accidente de tráfico y una de las partes a resultado lesionada, comúnmente también con el conocido latigazo cervical o esguince cervical, aunque las lesiones imprudentes en los accidentes de tráfico pueden ser múltiples y muy variadas.lesiones
El tipo de procedimiento que se suele seguir es el de juicio de faltas, pues como ya hemos señalado en algún momento anterior la reprochabilidad penal no es alta, aunque en estos casosse pueda derivar una alta responsabilidad civil dependiendo de las lesiones causadas que en muchos casos dependerán de la fortuna pues a dos accidentes iguales o similares le pueden seguir lesiones o gravedad de las mismas muy distintas.
Sin embargo la nota común y lo que hace que cierta conducta se convierta en ilícito penal en estos casos es la culpa entendida en sentido estricto, esto  es que sin existir dolo si ha habido una no observancia del cuidado o precaución debidos. Como los accidentes e incidentes en materia de tráfico son tan comunes existen una serie de principios de culpa que o se rebaten con fuerza o son irrefutables, como por ejemplo el coche que presenta desperfectos en la parte delantera es el culpable frente al que los presenta en la parte trasera.
Quienes participan en cuanto al la responsabilidad civil en estas cuestiones son las compañías de seguros, los que a través de sus abogados defienden la pretensión de que la empresa que les paga deba desembolsar la menor cantidad posible o si es posible “endosar” la responsabilidad civil a otra compañía de seguros o encontrar un motivo para no cubrir el siniestro en cuestión.