DILIGENCIAS URGENTES

Diligencias urgentes en el Juzgado de guardia, para el juicio rápido.

Las actuaciones que deben realizar los juzgados en los juicios rápidos, o como en realidad se llaman: procedimiento  para el enjuiciamiento rápido de determinados delitos. Estas actuaciones se denominan Diligencias Urgentes, están reguladas entre el art.797 y 799 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

El juzgado tras recibir el atestado policial, junto con los objetos, instrumentos y pruebas, si el juzgado lo estima pertinente; incoará diligencias urgentes.

Cuando sean pertinentes se podrán realizar las siguientes diligencias, en las que participa activamente el fiscal:

–          Recabar los antecedentes penales del  detenido o imputado

–           Si no dispusiera ya de ellos, solicitará  los informes médicos, o instará  al médico forense para que explore a las personas que fuera pertinente.

–          Podrá solicitar de los técnicos y peritos que tasen los daños u objetos intervenidos.

–          Tomará declaración al imputado (obligación de la presencia de abogado). Si fuese un imputado no detenido y  éste no se personarse, podrá ordenar su detención en virtud de lo dispuesto en el art.487.

–          Tomará declaración a los testigos (siempre con abogado)

–          Podrá practicar la rueda de reconocimiento.

–          Ordenará un careo (poco frecuente) entre imputados, testigos, testigos con imputados etc.

–          Puede citar, incluso verbalmente,  las personas que el juez considere pertinente.

–          Cualesquiera otras diligencias que sean pertinentes.

El juez deberá tras todas estas diligencias, o bien considerarlas como suficientes dictando auto en forma oral (que deberá ser documentado) ordenando continuar al  capítulo siguiente. O bien considerarlas insuficientes y ordenar la continuación como Diligencias previas para el Procedimiento Abreviado.