Los juicios por lo general, dejan indiferente al público, ya sean juicios de  faltas, juicios rápidos o el juicio del procedimiento abreviado u ordinario.

Si bien esto es cierto, no se debe solo al desarrollo del juicio en sí, sino también al absoluto desconocimiento que se  tiene de estos asuntos. Un ligero acercamiento al “mundo” del desarrollo de los juicios, nos harían  apreciar más lo que en la sala de vistas sucede.

Así por ejemplo en las testificales, más conocido en las películas como interrogatorio de testigos, hay que conocer algo las técnicas para apreciar la labor que se desarrolla en cada momento.

A modo de ejemplo vamos a fijarnos cuando en un juicio, dos testigos que se supone que deben decir lo mismo o parecido, entran en contradicciones entre sí. En estos casos los ABOGADOS debemos ser capaces de saber si la contradicción es más del mundo de la expresión oral de cada uno de los testigos o si realmente vieron cosas distintas. En el último de los supuestos (que los testigo hubieran visto realidades distintas) por supuesto, el interrogatorio tendrá como fin, o bien dar más credibilidad a la testifical que más nos interesa o si esto no es posible, a través de demostrar la incompatibilidad de ambas declaraciones, si  nos son contrarias, restarles credibilidad.

One thought on “LOS JUICIOS II

Los comentarios están cerrados.