LOS JUICIOS I

El desarrollo de los juicios suele dejar indiferente a aquellos pocos que se acercan a observar los mismos como público. No pasa lo mismo a aquellos que son parte en el mismo ya lo sean como denunciantes, denunciados o ambas cosas. Pues estos, en lugar de indiferencia, suelen encontrar sentimientos, y pocas veces buenos en como se ha desarrollado la vista.

Pero referiéndome al público, primero, me parece que es muy poco, y me lo parece por que en la inmensa mayoría de las ocasiones, nunca hay nadie de público y en las pocas cosas que lo hay, en realidad, no es el público profano al que me refiero sino suelen ser abogados que, por ejemplo en lugar de esperar en el pasillo, si el que pasa el juicio es un amigo, entran a ver que tal su compañero, o en otras ocasiones, ya que tienen qe esperar en en ese mismo juzgado para pasar un juicio, en lugar de esperar fuera, entran y si no conocían como actúan el juez y/o el fiscal pues eso que aprenden. Otras veces se trata de peritos, y en no pocas ocasiones de recién licenciados o estudiantes de Derecho. Pero ¿dónde está el público/pueblo? que tienen el Derecho reconocido, por el bien de la Justicia, a asistir a sus vistas, ver de primera mano como se administra la Justicia.