El papel del procurador en los tribunales

El procurador en los tribunales es el profesional de Derecho que está inscrito en su respectivo colegio de procuradores. Se encuentra de manera exclusiva en cada procedimiento y representa a sus clientes tanto en los juzgados como en los tribunales. Esta es una figura un tanto desconocida a la vez que imprescindible en la gran mayoría de procesos que se inician, ya sea como demandante o como demandado.

procurador
procuradores

La figura del procurador en los tribunales se remonta a la época de la civilización romana, de donde proviene su carácter de representación. Esta figura fue evolucionando con el tiempo y hoy en día se encarga de actuar ante el tribunal del justiciable como representante, en todos sus ámbitos. El papel del procurador se trata de dotar de agilidad al procedimiento judicial, dado que éste actuará frente a los requerimientos y decisiones que adopte el tribunal. Esta figura garantista además tiene un doble sentido, ya que deberá garantizar que el procedimiento cumple con todas las normas previstas y con la aplicación de las normas de enjuiciamiento.

Funciones del procurador

Las funciones que le están encomendadas al procurador están dirigidas principalmente a facilitar el proceso judicial y a evitar que los jueces se salten ciertos pasos, mostrando toda la cobertura procesal y legal que es necesaria ante la administración de justicia.

–          Previamente al proceso judicial deberá informar al cliente del coste aproximado del procedimiento y de las posibles consecuencias de ser condenado en las costas del mismo.

–          Responsabilidad en todos los trámites. Recibir y firmar los emplazamientos, notificaciones, citaciones etc., así como asistir a todas las diligencias y todos los actos necesarios del pleito. Todo esto lo hará siempre a favor y en representación de su cliente.

–          Estar pendiente de todos los pasos que se están dando en el procedimiento y mantener informado tanto al cliente como a su abogado.

–          Pagar los gastos que genere el procedimiento, excepto las minutas del abogado y del perito.

–          Informar al abogado de todas las instrucciones y documentos que le lleguen a sus manos.

–          Defender los intereses de sus representados y guardar secreto de la información que éstos le revelen. Debe ofrecer a su cliente una información objetiva y veras acerca del desarrollo del proceso judicial.

En cuanto al nombramiento de procurador ante un procedimiento procesal, el justiciable verá sus derechos protegidos siempre mediante la representación, la elección arbitraria de procurador o bien mediante la designación de un procurador señalado de oficio, con el único fin de que se garanticen los derechos procesales en el procedimiento judicial.

Puede hacer la consulta escribiendo su comentario más abajo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s