Suspensión cautelar del nuevo juicio a Lluis Corominas, yerno de los Tous

juicio verbal

 

 El procedimiento que para Lluis Corominas, yerno de la familia de joyeros Tous, comenzó el 9 de diciembre de 2006 en la finca de sus suegros está próxima a su fin o, al menos, parece haberse tomado una pausa.

Aquel día, Lluis Corominas abatió de un disparo a Gazmend Sinani, un asaltante de nacionalidad albano-kosovar que se disponía, junto a su banda, a perpetrar un robo en la vivienda de los Tous, situada en una zona residencial de Sant Fruitós de Bages (Barcelona). Corominas fue alertado por el guarda de seguridad de la finca de la presencia de unos sospechosos que, tres días antes, ya habían estado merodeando por las inmediaciones. Cogió una pistola y se dirigió a la casa de sus suegros, situada a pocos metros de la suya y abatió de un tiro a uno de los asaltantes, que estaba agazapado dentro de un Renault Megane junto a otro sospechoso. La actitud del fallecido y de su acompañante, Dulji Kosum, hizo temer a Corominas por su vida, apretando en ese momento el gatillo presa del miedo y de la indefensión, según declaró después.

Lluis Corominas fue juzgado por estos hechos en un juicio con jurado popular en junio de 2011 y fue absuelto de los cargos, al considerarse que actuó en legítima defensa y presa de un miedo insuperable que no le permitía pensar con claridad. Sin embargo, la fiscalía recurrió la sentencia y tanto el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña como el Tribunal Supremo coincidieron en que debía repetirse el juicio por la insuficiente y escasa motivación de la sentencia.

Los abogados de Corominas interpusieron un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, ya que la repetición del juicio vulneraría los derechos fundamentales de su cliente al presentar de nuevo las pruebas que ya fueron examinadas por un jurado popular y anular el veredicto.

El Tribunal Constitucional admitió a trámite este recurso y ha ordenado que se suspenda cautelarmente la celebración de un nuevo juicio que podría atentar contra los derechos de Corominas. Así la pesadilla del yerno de los Tous parece estar próxima a terminar, aunque el Tribunal Constitucional tiene, ahora, la última palabra. Hasta entonces, el nuevo juicio queda en punto muerto, a la espera de una decisión que volverá a revivir los hechos de aquel fatídico 9 de diciembre o los enterrará para siempre.

Puede hacer la consulta escribiendo su comentario más abajo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s