Recurso de queja contra desestimación de recurso de casación


 Recurso de queja contra desestimación de recurso de casación

A LA SALA PRIMERA DEL TRIBUNAL SUPREMO

 DON PROCURADOR de los Tribunales y de DON CLIENTE, como debidamente acredito con copia de la escritura de poder otorgada a mi favor, que acompaño al presente,  ante  la Sala  comparezco,  y  como  mejor en Derecho proceda

 D I G O:

Que mediante el presente escrito, y tiempo y forma procesales, interpongo RECURSO DE QUEJA, al amparo del artículo 495 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, contra el auto de fecha 1 de diciembre de 2.013, dictado por la Audiencia Provincial de Madrid, Sección Primera, en el Rollo de Apelación 1/2012 cuyo testimonio se acompaña unido, por el que se deniega la preparación del Recurso de Casación contra la Sentencia dictada por dicha Sala, de 1 de Febrero de 2.012, en el rollo de apelación 1/12.

Constituyen FUNDAMENTOS PROCESALES del  recurso que se interpone, los siguientes:

I.- Se interpone contra el auto que deniega la preparación del recurso de casación, conforme autoriza el art. 480.1 de la Ley Ritual.

II.- Se interpone, habiéndolo preparado debidamente, mediante la solicitud de reposición del auto, conforme exige el art. 495.1 de la Ley Procesal.

III.- Se interpone, una vez desestimada la reposición solicitada, aportando testimonio de las dos resoluciones a que se refiere la Ley: el auto que deniega la preparación de la casación y el que desestima la reposición solicitada.

IV.-Se interpone dentro de los diez días siguientes a la entrega del testimonio.

V.-Se interpone ante la Sala Primera del Tribunal Supremo, a quien corresponde resolverlo.

El recurso de queja se apoya en los siguientes:

MOTIVOS 

PRIMERO.- INFRACCION DEL ARTICULO 477-2-3, EN RAZON DE LA EXIGENCIA DE REQUISITOS PROCESALES, ASI COMO DEL ARTICULO 3 DEL CODIGO CIVIL Y DEL PRINCIPIO DE JUSTICIA MATERIAL

El auto ahora recurrido, considera que no procede el anuncio de recurso de casación, por interés casacional, habida cuenta que para que el mismo proceda, es necesario que el asunto en concreto se haya  tramitado, no por la cuantía sino por la materia.

Sin embargo, una sencilla lectura del art. 477-2-3º, conduce a una conclusión totalmente distinta. En efecto, dicho articulo, circunscribe este tipo de recurso, al único requisito de que la sentencia dictada, se oponga a doctrina jurisprudencial del Tribunal Supremo.

Como apuntábamos en nuestro recurso de reposición, la Ley, supedita el anuncio del recurso a la mención de las sentenciasque conformen esa doctrina jurisprudencial del Tribunal Supremo, sin que en ningún momento, a lo largo de dicho precepto, o del Capitulo Quinto del Titulo Cuarto, que son los dedicados al recurso de casación, establezca cualquier otro requisito, y menos todavía, que el asunto haya tenido que iniciarse por razón de la materia.

Entendemos, que a ello no es óbice, el contenido del art. 249, puesto que este se refiere al ámbito del juicio ordinario, que no al recurso de casación.

Si el Legislador hubiese pretendido limitar el recurso de casación por interés casacional, a los asuntos tramitados por razón de la materia, así lo hubiera dispuesto, pero no en el art. 249, sino en el 477, que es el que regula el recurso de casación.

A mayor abundamiento el art. 3 del Código Civil, ordena que las normas se interpreten según el sentido propio de sus palabras…….. y el sentido propio de los términos utilizados por el art. 477-2-3, no dejan lugar a dudas……., nada se dice de la materia o de la cuantía, y el único requisito que sanciona, es el de la mención de la doctrina jurisprudencial del Tribunal Supremo, infringida por la sentencia que se pretende recurrir.

Por si restara alguna duda, la exposición de motivos de la Ley, resalta el carácter antiformalista de la misma, concediendo más importancia a la justicia material, que a los requisitos procedimentales. Y siendo esto así, no se entiende, como puede negarse un recurso de casación, por mor de un rigor procesal, en detrimento de la justicia o del fondo del asunto.

En conclusión,  no puede exigirse un requisito procedimental, que la norma que regula el recurso no recoge, ya que de lo contrario se produciría una vulneración de la tutela judicial efectiva, al negarle al justiciable el acceso a un recurso previsto por la Ley, merced a un requisito que el articulo que regula el recurso, ni establece ni prevee.

SEGUNDO.- INFRACCION DE ARTICULO 477-2-3 POR RAZON DE LA MATERIA

Sin perjuicio de lo expuesto en el motivo anterior, y como ya indicábamos en nuestro recurso de reposición, ahora desestimado,  esta parte entiende que no nos encontramos ante un procedimiento que dimana de una “reclamación de cantidad”, sino antes al contrario, la litis se origina para determinar la naturaleza del contrato de arrendamiento de servicios profesionales, en concreto de un Letrado, y dentro de la misma, la presunción del carácter oneroso, que no gratuito de dicho servicio.

En efecto, si se observa con detenimiento  desde sus inicios el debate procesal, se alcanza la conclusión de que el mismo no es una mera reclamación de cantidad, sino una litis en la que se está discutiendo la “gratuidad o no de los servicios jurídicos”, gratuidad que mantiene la Ilma. Sala y desde luego el demandado, frente al carácter oneroso que sostiene esta parte, amparado precisamente en la presunción “retribuida” de los servicios jurídicos, que autoriza el art. 1.544 del Código Civil.

Luego lo primero a determinar,  es ese carácter oneroso o gratuito del contrato de arrendamiento de servicios jurídicos. Y es esa determinación, esa declaración, la que llevo a esta parte a impetrar el auxilio judicial.

¿Qué como consecuencia de la misma se reclama una cantidad económica? Ciertamente, pero no podemos pasar por alto el hecho de que lo que se discute en este procedimiento, no es una cuantía sin mas, sino repetimos el carácter oneroso o gratuito del contrato de arrendamiento de servicios de un letrado, y a consecuencia de dicha calificación, la condena o no del demandado.

En conclusión, y a nuestro modo de ver, el procedimiento es susceptible de recurso de casación por intereses casacional, ya que lo discutido es la materia esencialmente, por lo que si ello se pone en relación con la jurisprudencia del Tribunal Supremo que esta parte entiende infringida, conforme a las sentencias que se relacionan en el anuncio de recurso,  sólo cabe acoger el presente recurso de queja.

Por lo expuesto,

SUPLICO A LA SALA, que teniendo por presentado este escrito, con su copia,  y los documentos que se acompañan, se sirva admitirlo, tenerme por parte en la representación que ostento, ordenado se entiendan conmigo las sucesivas diligencias, tener por interpuesto RECURSO DE QUEJA contra el auto de 1 de diciembre de 2012, notificado el día 4, dictado por la Audiencia Provincial de Madrid, sección Vigésima, en el Rollo de Apelación 1/12, y  por acompañado el testimonio exigido en el artículo 495, para previo trámite oportuno, estimar el recurso y ordenar a la Sala de la Audiencia Provincial de Madrid, que tenga por preparado el recurso de casación  pretendido, y continúe con su tramitación, y todo ello por ser así de justicia que, respetuosamente, pido en Madrid, a dos de febrero de dos mil trece.