oposición a monitorio


 

Escrito de oposición en monitorio

Oposición contra demanda monitoria presentada por Mancomunidad por deudas de un local.

Se aduce que existen cuotas pagadas.

AL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA NUM. 50

D. Procurador de los Tribunales y de DON Saúl , representación que acredito con la copia de escritura de poder que acompaño unida como documento numero 1, ante el Juzgado comparezco y como mejor proceda en derecho DIGO:

Que mediante el presente escrito, en la representación que ostento, me persono en los autos de procedimiento monitorio numero 1/2012 y formalizo ESCRITO DE OPOSICION AL PROCESO MONITORIO, de conformidad con los siguientes

HECHOS

Nos oponemos al hecho primero de la demanda monitoria, conforme a los antecedentes que, a continuación, exponemos:

PRIMERO.-

No es cierto el hecho primero de la demanda monitoria, toda vez que mi patrocinado no es deudor de la actora por razón del local  numero 1 de la calle Alcalá  nº 1.

Tampoco es el titular registral de dicho local, puesto que carece de titulo que permita la inscripción en el Registro de la Propiedad. 

SEGUNDO.-

El local  a que se contrae la demanda monitoria esta inscrita a nombre de Doña Luisa , por titulo de compraventa, conforme acreditamos con la nota simple registral que acompañamos unida como documento numero 2 de este escrito.

De la citada nota registral, se infiere que el local objeto de este litigio es una participación proindiviso de un local, la finca numero 3 del Registro de la Propiedad numero 2 de los de Madrid.

Mi mandante alcanzó un acuerdo verbal con Doña Luisa, hoy fallecida, para la adquisición del local que nos ocupa, pero, por diferentes motivos, que no hacen al caso, no llegó a formalizar dicho acuerdo, ni, por lo mismo, cuenta con titulo alguno de propiedad, si bien en virtud de dicho acuerdo disfrutó la posesión quieta y pacifica del  citado local, desde 2000 hasta 2010, fecha en la que cedió sus derechos, nacidos de aquel acuerdo verbal, con motivo de la venta del local del  que era propietario en el citado edificio.

TERCERO.-

Durante el tiempo que disfrutó de la posesión del local, objeto de este litigio, mi mandante hizo frente a los gastos comunitarios por razón del la plaza número 1 del sótano, toda vez que, aun no habiendo otorgado titulo alguno para su adquisición, siempre consideró firme su acuerdo verbal con la propietaria.

CUARTO.-

En la demanda monitoria, se fija la deuda por gastos del local objeto del litigio, en la cantidad de 1000 € por cuotas y derramas. No se especifica qué cantidad corresponde a lo primero, ni a lo segundo, pero se desglosa la deuda de la siguiente manera, conforme al documento numero 2 de la demanda:

Por el año 2000:      100 €

Por el año 2001:      100 €

Por el año 2002:      100 €

Por el año 2003:      100 €

Por el año 2004:      100 €

Por el año 2005:      100 €

Por el año 2006:      100 €

Por el año 2007:      100 €

Por el año 2008:      100 €

Por el año 2009:      100 €

Total adeudado según la demanda: 1000 €.

Pues bien:

1.- Con fecha 1 de enero de 2000, mi patrocinado remitió, por carta, cheque nominativo, librado contra el Banco Santander, Agencia numero 1 de la calle de Alcalá de Madrid, fechado el día 2-2-2000, en forma nominativa a la Macrocomunidad del edificio que, en aquel entonces, administraba los locales comerciales, para el pago del año 2000.

Este importe fue debidamente cobrado por la comunidad y, por lo tanto, no existe deuda alguna del local que corresponda al año 2000, contrariamente a lo certificado para redactar la demanda monitoria.

Acompañamos como documento numero 3 unido, copia de dicha carta en la que se identifica el cheque utilizado para el pago y el desglose de las cantidades que lo conformaron.

2.- Con fecha 1 de enero de 2001, mi patrocinado remitió, por carta, cheque nominativo, librado contra Caja de Madrid, Oficina de Paseo de Extremadura nº 18 de Madrid, fechado el día 2-2-2002, en forma nominativa a la Macrocomunidad del edificio que, también en dicho año administraba os locales, para el pago, entre otros conceptos que se citan en la carta, de la cantidad de 100 euros  correspondientes a la cuota anual de la plaza del local , conforme a lo aprobado en la Junta general ordinaria de la comunidad.

También este importe fue debidamente cobrado por la comunidad y, por lo tanto, tampoco existe deuda alguna del local que corresponda al año 2001, de nuevo contrariamente a lo certificado para redactar la demanda monitoria.

Acompañamos como documento numero 4 unido, copia de dicha carta en la que se identifica, por fotocopia, el cheque utilizado para el pago y el desglose de las cantidades que lo conformaron.

QUINTO.-

No ha sido posible para mi mandante, dado que han transcurrido mas de diez años, obtener la prueba documental del pago de las cuotas que se reclaman, correspondientes a los años.

Sin embargo, con fecha 1-02-2010, la comunidad actora remitió a mi mandante una liquidación de la supuesta deuda. Esta liquidación, hay que calificarla, como mínimo, de sorprendente.

En efecto, para el año 2000, la comunidad reconoce que mi patrocinado pagó la cantidad de 100 euros y así lo hace figurar en la columna de pagado. Toda vez que en la columna de adeudado no figura cantidad alguna, el saldo deudor de ese año 2000, debiera ser de cero euros, como ocurre, por ejemplo, en la propia liquidación, con el año 1999.

En la demanda monitoria, se reclama para el año 2000, la suma de 100 € que coincide con el listado de recibos pendientes, unido a la liquidación remitida.

Cabe preguntar, ¿cuál es la realidad?; ¿no se debe nada, puesto que en la columna de adeudado la cantidad que figura es de cero euros?; ¿o se debe un recibo de 100 euros y en este caso por qué no se hace figurar así como saldo deudor entre pagado y adeudado?

II

En el año 2001 sucede lo mismo. En la liquidación remitida por la comunidad, no hay adeudo alguno, y se reconoce que mi mandante pagó la suma de 100 euros con lo que el saldo deudor debiera ser de cero pesetas en ese año.

¿Por qué entonces figura como pendiente de pago un recibo de 100 euros que es el que se reclama en la demanda, sin que figure en el saldo deudor de ese año?.

Si mi mandante pagó en el año 2001 100 euros por el local como se reconoce en la liquidación remitida, ¿a qué viene la diferencia de 100 euros que se reclaman en la demanda monitoria, contrariamente a lo reconocido en la liquidación remitida por la propia actora?.

Acompañamos como documento número 6 unido la liquidación remitida a mi mandante en el año 2002, acreditativa de que la deuda reclamada en la demanda, de los años 2000 y 2001, no existe según los documentos de la propia actora. 

SEXTO.-

En relación con los hechos segundo y tercero de la demanda monitoria, se puede observar, a la vista del documento numero 3 de la demanda, que las ventas que se realizan en el local, se otorgan siempre sin certificación de deudas de la comunidad actora. Ello es porque esta comunidad no es una comunidad sujeta a la Ley 8/99 de 6 de Abril, sino una comunidad romana por cuotas, que carece de titulo constitutivo, de las reguladas en los artículos 392 y ss del Código Civil, en las que no existe la obligatoriedad de contar con un certificado de deudas en el otorgamiento de las ventas para su acceso al Registro de la Propiedad. Las fincas se venden con el certificado de deudas de la comunidad de propietarios del edificio, y así acceden al registro de la propiedad.

En lo que se refiere al requerimiento de pago, se puede comprobar, a la vista del documento numero 4 de la demanda, que la comunidad actora no ha practicado requerimiento de pago alguno, toda vez, que el requirente, en el caso que nos ocupa, es una entidad denominada Administradores S.L., cuya relación con la comunidad actora es totalmente desconocida.

SEPTIMO.-

Es incierto el hecho cuarto de la demanda. Con excepción de la liquidación remitida en el año 2009, que hemos acompañado como documento unido, mi mandante nunca ha recibido requerimiento de pago alguno.

OCTAVO.-

En el hecho quinto de la demanda monitoria, se añade a la deuda reclamada por cuotas, gastos de envío de requerimiento por Burofax y, según el autor de la demanda, las costas causadas.

Los gastos de envío de requerimiento por Burofax no han  sido pagados por la comunidad actora, sino por una firma cuya relación con esta comunidad es desconocida. Sin duda, por ello, es improcedente su reclamación en una demanda monitoria de estas características.

En lo relativo a las costas, la alegación se hace por la actora al amparo del articulo 21 de la Ley 8/99 de 6 de Abril, al entender el autor de la demanda que su cliente, la comunidad actora, se encuentra sujeta al régimen legal nacido de la Ley de Propiedad Horizontal.

Sin embargo, como hemos apuntado, la comunidad actora es una comunidad romana por cuotas que carece de titulo constitutivo, de las que se regulan en los artículos 392 y ss. del Código Civil, en las que las decisiones se adoptan por mayoría de los partícipes (Articulo 298 del C.C.), de donde se infiere que el articulo 21 de la Ley 8/99 de 6 de Abril, de Propiedad Horizontal, no es de aplicación.

Por el motivo expuesto, en la medida que el proceso monitorio se puede interponer mediante certificaciones de impago de deudas ( Articulo 812 de la LEC), sin necesidad de valerse de Abogado y Procurador (Articulo 814 de la LEC), la reclamación de las supuestas costas causadas en el proceso que nos ocupa es contraria a Derecho, toda vez, que para su validez, es precisa una condena previa seguida de una tasación de las que se causen.

A estos hechos son de aplicación los siguientes

FUNDAMENTOS DE DERECHO 

I

COMPETENCIA.- Es competente el Juzgado al que tengo el honor de dirigirme, conforme a lo dispuesto en el artículo 813 de la LEC

II

PROCEDIMIENTO.- Deberán seguirse las normas contenidas en los artículos 812 a 818 de la Ley Procesal Civil.

Conforme a estos preceptos y toda vez que la cuantía de la reclamación no excede de 3.006€, el asunto deberá resolverse por la vía del juicio verbal, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 818, en relación con el 250.2, ambos de la Ley Ritual.

III

POSTULACIÓN.- Mi mandante actúa representado por Procurador habilitado y con poder bastante y dirigido por el letrado del ICAM, Don José Martín García, no obstante no ser preceptiva la intervención de ambos profesionales, dado que la reclamación no alcanza la suma de 900 €.

                            IV

LEGITIMACIÓN.- No cabe duda de la legitimación que corresponde a mi patrocinado, en su condición de parte demandada en el proceso monitorio.

Negamos en cambio, la legitimación pasiva que se atribuye a mi mandante en la demanda monitoria en su condición de propietario del local objeto del litigio, toda vez, que como hemos visto y acreditado documentalmente, mi mandante carece de titulo de propiedad de la citada plaza.

V

FONDO DEL ASUNTO.- Invocamos los artículos 2, 3, 4 Y 5 -de la Ley 8/99 de 6 de abril, que regulan el ámbito de aplicación de dicha ley, en el que no se comprenden comunidades como la actora, que es una comunidad romana por cuotas, que carece de título constitutivo, distinta de las que se refiere el artículo 396 del CC (comunidades en régimen de propiedad horizontal).

VI

COSTAS.- En esta materia, son de aplicación los artículos 394 y 395 de la LEC.

En su virtud,

SUPLICO AL JUZGADO que teniendo por presentado este escrito con su copia y los documentos que se acompañan se sirva admitirlo, y con todo ello acuerde:

1 – Tenerme por personado y parte en la representación que ostento, en los autos 1/2.012 de proceso monitorio, instado contra mi mandante.

2 – Tener por formulada OPOSICIÓN A LA ACCIÓN MONITORIA presentada de contrario.

3 – Sustanciar los autos por la vía del juicio verbal, al no superar la reclamación la cuantía de 3.006€, señalando al efecto la vista, en la que esta parte propondrá las pruebas de que intente valerse.

4 – Previo el trámite oportuno, dictar en su día sentencia, por la que se desestime la demanda por haber sido pagadas las cantidades reclamadas.

5 – Condenar a la actora al pago de las costas del juicio por formular una demanda de reclamación, sobre cantidades ya pagadas.

OTROSI DIGO que conforme se relata en el hecho quinto de este escrito, mi patrocinado no ha podido obtener los documentos o medios de pago de las cuotas reclamadas, correspondientes a algunos años, y aunque tales cuotas aparecen pagadas, según la liquidación de la propia comunidad actora, incorporada al documento número 6 unido a este escrito, con carácter cautelar, se consigna en este acto el importe de dichas cuotas, o sea la suma de 200 €, acompañando unido el resguardo de la consignación efectuada.

En su virtud,

SUPLICO AL JUZGADO tenga por hecha la anterior manifestación y por acompañado el resguardo acreditativo de la consignación, a los oportunos efectos.

SEGUNDO OTROSI DIGO que siendo general el poder que acompaño y siendo necesario para otros usos, procede y

SUPLICO AL JUZGADO, se sirva proceder a su desglose y devolución al compareciente, previa la oportuna nota o testimonio del mismo en los autos.

Todo ello por ser de justicia que pido en Madrid a 1 de enero de 2.011

Un pensamiento en “oposición a monitorio

  1. Pingback: procedimiento monitorio | ABOGADOS en Madrid | Especialistas en juicios, recursos | Pagina Oficial

Los comentarios están cerrados.