¿PARA QUÉ ES NECESARIO QUE LA SENTENCIA SEA FIRME?

La posibilidad de conseguir la ejecución de una sentencia solo se produce en los casos en los que una vez dictada esta se haya dictado una resolución judicial en forma de auto por la que se decrete la denominada firmeza de la sentencia. Esta puede producirse por dos causas:

a)                  Bien porque no se haya interpuesto recurso alguno contra la sentencia que se haya dictado y hayan transcurrido los plazos concedidos por la Ley para recurrir la sentencia.

b)                 Porque se hubiere  interpuesto un recurso y una vez resuelto éste y comunicado a las partes no quepa recurso alguno.

Una vez firme la sentencia es cuando se puede ejecutar y solicitar que se cumpla lo que establece la Sentencia, aunque extraordinariamente, nuestro ordenamiento también permite la ejecución provisional.