Los acuerdos de los abogados


El acuerdo de los abogados será “tutelado” por el juez

Acerca de la demanda que interpusieron unos preeminentes abogados, con motivo del enriquecimiento, “ilegal” según ellos de Facebook con sus “patrocinados” de la conocida red social.  Ha ocasionado un considerable revuelo pues según algunas fuentes los abogados de la parte demandante han llegado a un acuerdo que beneficia, sobre todo a ellos mismos.

Por supuesto, los abogados de los demandantes deben buscar lo mejor para sus defendidos ya sea en los tribunales o en acuerdo extrajudicial, los cuales en muchas ocasiones son las mejores soluciones, el problema es  cuando los beneficiarios son en realidad no son los demandantes sino aquellos que les representan. En este caso ocurrió algo extraño y desconcertante, tanto es así que incluso el juez de primera instancia, que está llevando el asunto ha solicitado ser informado al respecto.  La demanda arranca en la percepción de que las  conocidos como “patrocinados”, los usuarios  pueden  colocar su foto junto a un anuncio manifestando que les ha o “gustado” o enviar ésta opinión a un amigo que se encuentre también que se encuentre también de alta en la red social más conocida.

Las “historias de patrocinados “al  parecer, generan 1 millón de euros en ingresos al ¡día! en la conocida red social.  En la demanda  contra  el gigante, los demandantes alegan que el programa difunde sus  “gustos” de los anunciantes sin compensación para aquellos que llevan a cabo la publicidad de decir que les gusta. En el marco del acuerdo propuesto,  se  recoge unos honorarios  12 millones de euros para los abogados.

En el acuerdo, por lo visto, mientras que los abogados reciben dinero en efectivo, los demandantes se quedan con la promesa de que aquellos que se comprometen harán lo  posible para  “ser capaces de tomar medidas para limitar su aparición en los anuncios.” ¿Hasta qué punto esto obliga a  Facebook ?

Jeff Chester, director ejecutivo del Centro para la Democracia Digital, dijo que la promesa de los demandados es el equivalente de “poner algunas palabras más en la política de privacidad , que nadie lee.” Y al menos un grupo, la Unión de Consumidores, rechazó los 500.000 dólares que fueron ofrecidos a  cambio de su desaprobación de los términos del acuerdo.  Afortunadamente, algunos jueces han demostrado su voluntad de rechazar los acuerdos  que no sirvan adecuadamente a los demandantes y en lugar de esto enriquecen a los abogados de los demandantes.  El juez recién nombrado, ya ha manifestado que estará atento  a los términos del acuerdo.