Matrimonios de conveniencia


 

Matrimonios de conveniencia

En los ya antiguos Juzgados de lo Social de la calle Hernani, pude observar poco antes del traslado  a la calle Princesa de estos juzgados, una serie de vistas que tenían todas el mismo componente y los hechos eran muy similares:

Se trataba de personas, varones todos, de mediana edad que reclamaban la pensión de viudedad  al haber fallecido su cónyuge.

Pero además tenían más cosas en común, y es que los matrimonios se habían celebrado en el Hospital (se trataba del 12 de Octubre, pero podría haber sido cualquiera) pocos días antes de que falleciera la esposa, que se encontraba ya enferma y con un desenlace previsible.

Claro, la Ley es clara al respecto para admitir el derecho de  una persona a percibir una pensión de viudedad, lo que ocurre, es que a través de testificales, se quería demostrar que existía convivencia entre el varón,  todos de origen latinoamericano y  la fallecida, en las declaraciones el testigo, intentaba demostrar como tenía conocimiento de la convivencia entre la anciana y el joven, antes de ingresar en el Hospital. Algunas de las contestaciones eran, como no podría ser de otra manera, realmente esquivas cuando no sorprendentes, con el denominador común de que cuando no sabían la respuesta,  la contestación era algo parecido a:

–          Yo no convivía con ellos.

–          Eso era un asunte privado de la pareja.

La pena es que no tuve acceso a las sentencias, porque lo que sin las vistas eran muy entretenidas.