Las medidas cautelares en la violencia de género.

Se introdujo en  virtud de La Orden de protección de víctimas  de violencia de Doméstica, un punto tercero al artículo 544 de la ley de Enjuiciamiento Criminal.

Dicho artículo es el que establece que cuando existieran indicios fundados de un delito o falta cometidos sobre una víctima de violencia doméstica.

El delito debe ser contra la vida, la  la integridad física y moral y libertad sexual.

También establece que durante la audiencia el juez de guardia deberá. Además, adoptar las medidas necesarias para evitar confrontaciones entre agresor y víctima, así como con los hijos y restantes miembros de la familia.

Estas medidas pueden ser acordadas por el juez de oficio  o a petición de la víctima o del ministerio fiscal, incluso por persona interesada.