La violación

La violación es la más grave de las agresiones sexuales.

La agresión sexual consiste en un acceso carnal, esto es,  un acto por el que el cuerpo de  la persona ajena, invade el cuerpo de la víctima ya sea por vía vaginal anal o bucal, o la introducción de objetos aunque no pertenezcan al cuerpo del agresor por las dos primeras vías, esto es: vaginal y anal.

La violación y la agresión sexual que no es violación y podríamos calificar de básica, se distinguen en que en este último delito no se da la introducción de objetos como hemos mencionado. Se debe producir bajo los efectos de la víctima de violencia o intimidación. Además es necesario que se dé un ánimo específico, que es el libidinoso de la satisfacción sexual. Lo regula el artículo 179 del Código Penal y está incluido en el título VIII, que tiene el título general: “De los delitos contra la libertad e indemnidad sexual”.

La pena establecida para este delito es de seis a doce años.