Plazo de garantía de productos

El plazo de garantía de productos Según la Ley General para la Defensa de  los Consumidores y Usuarios el consumidor tiene los derechos frente a la compra de algún producto con vicios ocultos de:

–          Reparación del producto.

–          Sustitución del producto por otro sin defectos.

–          Rebaja en el precio del producto.

–          Que el contrato de compraventa sea resuelto.

 Así lo establece el artículo 118 del Teto Refundido de la Ley General para la Defensa de  los Consumidores y Usuarios, que fue publicado por el REAL Decreto legislativo 1/2007 de 16 de noviembre.

El plazo general para reclamar es de dos meses desde que se tiene conocimiento del defecto de la cosa.

El plazo general de responsabilidad del vendedor es de de dos años desde la entrega de la cosa. En la compraventa de los productos de segunda mano, podrán las partes pactar un plazo distinto de responsabilidad del vendedor, peo este plazo  no podrá ser nunca inferior a un año.

 Pero ¿cómo se demuestra que un determinado artículo se encontraba defectuoso en el momento de la compra y no se han producido en posesión del comprador?

Primero rige una presunción, la cual dice que si el comprador manifiesta (siempre es recomendable que la comunicación sea de forma fehaciente, como por ejemplo por burofax) antes de seis meses después del acto de la compra el defecto de la cosa, se entenderá que el defecto lo tenía el artículo en el momento de adquirirlo.

Caben dos excepciones principales:

–          Que por la naturaleza de la cosa se pueda desprender fácilmente que el uso propio produce el efecto que ahora se quiere establecer como defecto, como por supuesto los bienes perecederos.

–          Cualquier medio de prueba que pueda presentar el vendedor para demostrar que en el momento de la venta no existía tal defecto.