Concurso de particulares


CUESTIONES GENERALES DEL PROCESO CONCURSAL DE PERSONA FISICA

Continuando con el problema de la quiebra y el concurso de acreedores de la persona física debemos puntualizar que  el concurso de acreedores no beneficia a los particulares porque a diferencia de lo que pasa con las personas jurídicas:

1)      La vigencia del art. 1911 del C.C. (del cumplimiento de las

obligaciones se responde con todos los bienes presentes y

futuros) imposibilita la posibilidad de quita, excepto si se

consigue un convenio.

2)      La declaración de concurso de persona física no evita el

inicio de la ejecución hipotecaria, ni suspende las ya

iniciadas (art. 56).

Sin embargo la declaración de concurso tendrá interés en aquellos

supuestos en los que sus acreedores no gozan de garantías

reales, es decir en aquellos casos en los que sus acreedores

solo tienen la garantía personal.

En los casos de administradores sociales o socios que

hayan afianzado el cumplimiento de obligaciones de

sociedad declaradas en concurso les resultará de utilidad la

presentación del concurso y que el mismo se acumule al de

la sociedad.