declaración de mi defendida.


declaración de mi defendida.

Llegó el momento de la declaración de mi defendida. Según iba declarando, se le saltaban las lágrimas más y más, estaba muy asustada. Contó prácticamente lo mismo que en su denuncia; que un día fue a buscarla pero que no se puso al telefonillo y que su compañera de piso le dijo que mi defendida no podía ponerse porque se había acostado ya.

También contó algo que era muy importante y era casi lo único que nos valdría para afianzar la denuncia, y me había contado a mi unos minutos antes y ella vio que yo le daba mucha importancia, se trasta de un hecho ocurrido en la puerta de la comisaría de policía cuando fue a poner la denuncia, y es que cuando se encontraba en la mencionada puerta entrevistándose con el abogado que la atendió en la asistencia en comisaría ( el compañero que me pido que le sustituyera en este juicio rápido) el acusado le insulto gravemente y la amenazo, circunstancia que pudieron ver y escuchar el abogado y el numero de la Guardia Civil que se encontraba en la puerta, motivo por el cual este agente procedió a detenerlo inmediatamente. Así discurrió su declaración, yo la
Indicaba de vez en cuando que descansara y respirara despacio, pues se encontraba en un estado de alteración muy significativo
Salimos otra vez al pasillo que no era tal sino el hall del edificio de los juzgados. Al poco tiempo avisaron de que ya traían al detenido desde calabozos para prestar declaración.
Comenzó su declaración y lo negó absolutamente todo, menos lo que le convenía (lo que es la obligación de todo acusado penalmente).
Cuando llego mi turno me centre en el incidente ocurrido en la puerta del Cuartel de la Guardia Civil, y al negarlo le pregunte como podía explicar que había un abogado y un agente de la benemérita, que aseguraban que este incidente ocurrió, el dijo que era imposible pues. tan siquiera había coincidido con la denunciante en aquel lugar, lo cual desde luego era atrevido pues con dos testimonios que podrían decir lo contrario sería muy difícil que le creyesen a el.
Poco después comenzamos el juicio rápido. El fiscal dijo que eran suficientes las diligencias de investigación realizadas, yo que se debía investigar acerca de los hechos que el acusado negaba.

Y llegó el Final del juicio rápido