Los fiscales han acusado al capitán Francesco Schettino de causar el accidente por navegar con el Costa Concordia demasiado cerca de la isla mediterránea de Giglio, en enero, donde fue desgarrado por las rocas.

Schettino está acusado de una serie de cargos que incluyen homicidio múltiple y abandonar el barco antes de la evacuación de más de 4.200 pasajeros y tripulantes. Él ya ha sido objeto de ridículo y la condena en todo el mundo.

Siete personas siguen desaparecidas y los buzos siguen buscando los cuerpos en el barco que zozobró y se sumergió en parte.

Hablando en Grosseto, Leporatti dijo del capitán que”es un hombre que tiene sentimientos, y  que le duele mucho lo que pasó. Que siente dolor por las víctimas, de forma natural y está sorprendido por todo lo que está pasando”.

“Los nuevos resultados de las investigaciones, la nueva evidencia visual, muestran una realidad completamente diferente de lo que se pretendía originalmente … inmediatamente después del incidente.”

“Hemos visto una perspectiva totalmente diferente sobre las cosas de lo que todos han estado tratando de hacernos creer”, dijo.
Leporatti dijo Schettino, quien es culpado por  que el Costa Concordia golpeó contra el fondo de roca cerca de la orilla en una maniobra de visualización conocido como un “saludo” a los isleños, siempre había dicho que no debe ser el único culpable de la tragedia.

Él dijo que las investigaciones mostraban que “también hay otros, cuyas acciones están siendo evaluadas por los investigadores y se espera que haya aún más”.

Entre los investigados están el vicepresidente de la Costa, Manfred Ursprunger, y el jefe de su célula de crisis, Roberto Ferrarini, con quien Schettino estuvo en contacto durante la evacuación.

La compañía, que es el operador mundial de cruceros más grande, Carnival Corp, ha culpado a Schettino por el accidente.

Muchos lugareños en Meta di Sorrento han apoyado Schettino desde su detención, en contraste con el tratamiento de los medios de comunicación en otras partes de Italia y el extranjero.

“Vamos a esperar para escuchar lo que el juicio va a decir antes de que lo condenen. Este hombre se ha ejecutado antes de que el juicio haya comenzado y ustedes (la prensa) lo han ejecutado”, dijo el residente Rosa Tito el viernes.

Otro hombre en el Meta, que pidió no ser identificado, dijo a Reuters: “Yo sé de personas que lo han conocido y que han navegado con él, que siempre ha sido un excelente oficial … No sé por qué se hizo lo que hizo. Yo realmente no sé qué puede haber pasado por la cabeza. ”

Cientos de periodistas italianos y extranjeros, junto con los camiones de televisión por satélite, se reúnen en Grosseto, que es el centro de la investigación sobre el naufragio.

Medios locales dijeron que alrededor de 70 abogados y sus equipos, en representación de los sobrevivientes y familiares de víctimas, entre otros, se espera que asistan a la audiencia del sábado.

El teatro donde se lleva a cabo puede tener más de 1.000 personas, pero las audiencias no estarán abiertas al público o los periodistas.

Traducido libremente de la información de Eleanor Biles, Barry Moody, Alison Williams