ABOGADOS en Madrid | Especialistas en juicios, recursos | Pagina Oficial

Letrado criminalista, jurista especializado en procedimientos penales, laborales, de familia, por peleas, riñas, daños, lesiones

Testamentarías

El juicio de testamentaría

Los procesos de división judicial de la herencia es un jucio especial que establece como se ha de liquidar y repartir la herencia cuando se ha de hacer de forma contenciosa por ni haberse puesto de acuerdo los herederos. Se puede denominar juicio de testamentaria. Este procedimiento se inicia por la solicitud de cualquiera de las personas legitimadas, se encuentran legitimados los coherederos o legatarios incluso una vez promovido también están legitimados para intervenir en la partición, a su costa, los acreedores de cualquiera de los coherederos con el fin de evitar que la partición se lleve a cabo en perjuicio del acreedor. Sin embargo el cónyuge viudo no aparece contemplado, por lo que se acude a lo establecido por el artículo 806 del Código Civil. El juicio de testamentaría corresponde en los casos señalados, además se podrá solicitar como medida cautelar la intervención del caudal hereditario y la formación de inventario pero cualquier otra pretensión como la de impugnar la división de la herencia o la adjudicación de bienes se deberá acudir al correspondiente juicio declarativo. ¿Cómo es éste procedimiento? Se inicia por la convocatoria de la junta, el Juzgado cita a las partes interesadas, esto es; herederos, legatarios de parte alícuota, cónyuge supérstite. Si los acreedores se hubieran personado. Si hubiera menores o incapaces o ausentes, se llamará también al Ministerio Fiscal. Esta junta es presidida por el Secretario Judicial su fin es la designación del contador y peritos. Si las partes no se pusieran de acuerdo, no será el Secretario Judicial quién decida sino que se llevaría a cabo un sorteo. A continuación se hará entrega de la documentación necesaria para establecer todos los elementos que integran el caudal hereditario con el fin de poder realizar el inventario, el avalúo, la liquidación y la división de la herencia si alguna parte lo solicitara se podrá imponer al contador n plazo para que lleve a cabo todas las operaciones que le son encomendadas. Una vez que el partidor presente el resultado de las operaciones divisorias se da traslado a las partes para que en el plazo de 10 días manifiesten si están de acuerdo o se oponen. Si hay acuerdo el Juzgado las aprueba y ordena su notarialización, si no hay acuerdo el juez llama a las partes e insta al acuerdo junto con el contador, si tampoco se alcanzara así el acuerdo se proseguirá a través del juicio verbal y dictará sentencia que no tendrá valor de cosa juzgada y se podrá acudir al juicio ordinario correspondiente.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 11.848 seguidores

%d personas les gusta esto: